Actualizado hace: 2 horas 43 minutos
Años electorales…
Años electorales…
Por: Melvyn Herrera
melvynherrerac@hotmail.com

Lunes 16 Enero 2012 | 00:00

Buena parte de este año y del que viene serán de actividades electorales, por lo que las actividades económicas pueden preverse con malos resultados por este evento; al menos así ha sido desde hace tiempo por el verdadero síndrome en que se ha convertido este ejercicio democrático tan necesario para el convivir civilizado y armónico de la sociedad, por las discutibles prácticas de los candidatos a ocupar los cargos públicos en disputa para dirigir los destinos de la nación en sus diversos estamentos, desde la Presidencia de la República hasta los postulantes a las Juntas Parroquiales; existiendo también naturales medidas que en los hogares mismo se toman previendo el evento, no digamos en los entes productivos.

 

Entendiéndose difícil que en un concurso como el que se avecina se conserve la ética partidista y personal, es de desear que las autoridades responsables, los dirigentes de los entes participantes, como también los propios candidatos, guarden la mayor compostura y ética en la lid que se avecina, para que esta circunstancia política no vaya a afectar la normal convivencia de los ciudadanos de la patria y sus bolsillos, más aún si el año que termina y el que viene -pese al repunte general en resultados económicos especialmente de este último trimestre- se presentan preocupantes por el actual déficit en la balanza comercial no petrolera, que arroja un saldo negativo de 6.875 millones de dólares, un récord histórico que denota la falta de producción privada versus las exportaciones de este sector, contra las importaciones que realiza la consumista sociedad en que vivimos; en esta materia hay un rubro importantísimo y gran generador de divisas en el que Manabí entero debe tener un rol protagónico por los dones que le ha regalado la naturaleza, es el Turismo receptivo, tema en el que me extenderé en próxima oportunidad. Lo manifestado amerita que quienes dirigen la nación o se postulan, no basen sus iniciativas únicamente en los extraordinarios y temporales altos precios del petróleo, sino que las materialicen con resultados palpables, fomentando la creatividad y productividad privada que atrae también inversiones foráneas, las que en estos últimos tiempos han brillado por su ausencia, contrastando notoriamente con las abultadas hechas en los países vecinos. Considero que la actividad democrática que tratamos debe dejar como resultado, a más de la elección de los candidatos escogidos por el pueblo, debe -insisto- dejar en la juventud lecciones, ejemplos de corrección, y la ciudadanía toda debe quedar con la satisfacción del deber cumplido; además, la economía nacional no debe sufrir deterioros como ha sido la norma de los años electorales. Son mis patrióticos deseos.  <
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: