Miércoles 22 Octubre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 1 minuto
DESTACADAS
Santo Domingo

Guarderías: la solución para madres trabajadoras

Lunes 21 Noviembre 2011 | 00:00

El amor a sus hijos y las ganas de trabajar identifican a Verónica Ramírez y Carmita Valdiviezo.

Ellas son madres de familia del CIBV “Mis primeros pasos“, que está ubicado junto a la Terminal Terrestre.
En la actualidad, las guarderías son llamadas Centros Infantiles del Buen Vivir (CIBV) y en la provincia hay 53 que son reguladas por el Instituto de la Niñez y la Familia (INFA) “Éstas son gratuitas, pero algunos padres suelen colaborar económicamente”, manifestó Verónica López, asistente de protección integral del INFA.
Las guarderías atienden a menores de tres meses a cinco años de edad, cuyos padres y madres trabajan fuera de casa y no hay una persona adulta que se responsabilice de su cuidado.
Ramírez, trabaja en un hotel, y debe dejar a su pequeño en “Mis primeros pasos”, de lunes a viernes, mientras trabaja.
Valdivezo, de la misma manera llega antes de las ocho de la mañana a dejar a su hija, para luego trasladarse al restaurante donde labora.
Ambas madres indicaron que al principio fue duro dejarlos, porque los menores lloraban, y “se les partía el corazón” de tener que dejarlos ahí, pero ahora ya está acostumbrados.

Cuidados. Agregaron que llevarlos a los CIBV ha servido de mucho, ya que los niños aprenden a ser independientes.
La Hermana Ximena Flores, coordinadora del CIBV “La próxima generación”, que está bajo la dirección del Patronato Provincial, indicó que los menores que ingresan a los CIBV aprenden a ser más independientes.
Muchas veces las madres tienen problemas con sus hijos porque no quieren comer, pero aquí se les enseña a realizar acciones por cuenta propia, además de aprender actividades didácticas, sostuvo Flores.
Ella también explicó que, los menores tiene un horarios establecidos para realizar varias actividades.
Los niños ingresan a las ocho de la mañana y salen a las cuatro de la tarde. En los centros se les brinda cuidado diario, nutrición con alimentación durante las ocho horas que permanecen allí.