Actualizado hace: 5 minutos
LA VIA PÚBLICA
LA VIA PÚBLICA
Por: Francisco Alvarez Pesantes
pochito97@hotmail.com

Lunes 25 Julio 2011 | 00:00

La vía pública la conforman calles, avenidas, parques, plazas, jardines, callejones, pasos a desnivel, túneles, calzadas, puentes, canales, zanjas, acueductos, malecones, accesos y cualquier otra zona o área pública de uso común destinada primordialmente a la vialidad. Se pueden dar otros usos a la vía pública, dada su circunstancia de que concentra o reúne público y permite espacialmente reuniones masivas; puede tener usos distintos a la vialidad, pero siempre debe prevalecer la naturaleza esencial de su uso y aprovechamiento para que no pierda su carácter de área de tránsito libre.

Así pues, la vía pública puede ser utilizada para:
Actividades comerciales y de Servicios, Estacionamiento publico y privado, Anuncios, promociones y publicidad, Convivencias sociales, Culturales y Deportivas, Altruismo y servicio social, depósito, carga y descarga de bienes materiales.
Para que la vía pública no pierda su carácter de camino común, sus usos distintos deben concederse solamente  de modo temporal. De lo contrario, un uso permanente o recurrentemente diverso, puede provocar que se extinga su esencia por completo. O ¿se puede denominar vía pública a aquella zona o área pública por la que materialmente nunca se puede transitar?  
Una vía pública es eficaz cuando:
Es libre de acceso sin ninguna clase de restricción, permanece limpia y despejada de cualquier obstáculo, existe señalética que orienta al transeúnte, No crea rivalidad entre transeúntes, su infraestructura y equipamiento no ponen en peligro a los transeúntes, es seguro transitar por ella sin temor a sufrir accidentes o daños, se transita en corto tiempo, se encuentra vigilada, se haya equipada para el tránsito de personas con alguna vulnerabilidad motriz, su panorámica recrea la vista del transeúnte.
Así las cosas, para que una vía pública no deje de ser considerada como tal, esta no puede ser ocupada para fines distintos al tránsito libre y despejado, por personas y vehículos.
Tradicionalmente la vía pública  de la calle Chile, entre Pedro Gual y Francisco de P. Moreira, ha sido utilizada para el comercio, bien mediante puestos ambulantes, semifijos y quioscos fijos. El comercio en esta vía es producto de la situación económica de nuestra sociedad, y en la Chile no es la excepción, siempre y cuando no cancele o anule el destino de la vialidad o entrañe una contaminación material o visual. Si una vialidad deja de tener ese carácter, es decir de ser transitable, el primer afectado será la propia actividad comercial, cuya táctica de mercado descansa precisamente en la movilidad.
La mejor estrategia de regulación y control de comercio en la vía pública es crear infraestructura para el comercio, bien a través de mercados, bien mediante equipamiento urbano para el comercio en plazas, centros de transporte, sitios cercanos a hospitales, paradas de autobuses, escuelas y otros sitios de concentración de personas y vehículos. <

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: