Actualizado hace: 4 horas 35 minutos
MANTA
Dos crímenes sin juzgar

Dos juicios por asesinato han sido suspendidos por diversas causas en el Sexto Tribunal de Garantías Penales de Manta.

Viernes 22 Julio 2011 | 00:00

Se trata de las audiencias en donde se juzga la conducta de los acusados y se establece su culpabilidad o su inocencia.
El primer caso corresponde al crimen de Jorge Cevallos Mendoza, hecho ocurrido el 22 de febrero del 2010 en la ciudadela 20 de Mayo, y en el cual Luis Cagua González es el acusado.
Cagua supuestamente le disparó a Cevallos en la cabeza, en un incidente ocurrido en el sector Las Vegas, de la ciudadela 20 de Mayo.
El juicio inició el pasado miércoles, pero fue suspendido en la marcha por falta de testigos, dijo Alfredo Pinargotty, presidente del Sexto Tribunal de Garantías Penales.
 
Justificación. Pinargotty señaló que uno de los testigos, el médico legista Gabriel Díaz, no pudo asistir a dar su testimonio porque el día de la audiencia estaba haciendo una autopsia.
Además, la fiscalía considera que debe asistir una testigo que supuestamente vio el hecho y que no se ha presentado a la audiencia. Ella será llevada a comparecer con la fuerza pública.
Esta audiencia tendrá que reiniciarse el próximo 2 de agosto
El otro caso, el juicio de Edison Jara Roldán, acusado de la muerte de Leonardo Aguirre, también fue suspendido. 
El crimen ocurrió el 22 de abril del 2009
Ese día, dos individuos en moto interceptaron a Aguirre en una de las calles de la ciudadela 15 de Abril y uno de ellos, quien supuestamemente era Edison jara, le disparó, según la Policía. 
Aguirre murió pocas horas después en un hospital de Guayaquil.
En lo que respecta a este caso, la audiencia no se inició porque la madre del asesinado, quien es la acusadora particular, pidió postergarla porque está enferma. No es la primera vez que no se inicia esta audiencia. Ha sido suspendida 6 veces.
El juez Alfredo Pinargotty señaló que el Tribunal, que lo integran tres jueces, es el más interesado en que las audiencias pendientes lleguen a la etapa de juzgamiento, esto porque en algunos casos los acusados pueden quedar libres por la caducidad de la prisión preventiva.
Si la prisión preventiva que por asesinato dura uno o dos años, se termina, el acusado de un crimen queda en libertad.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala