Actualizado hace: 18 minutos
PATRIMONIO
Militares por la cultura

La escolta presidencial de Ecuador, formada por los Granaderos de Tarqui, ha dado un paso al frente para pasar de sus funciones estrictamente militares a tener también un rostro turístico y cultural.

Domingo 17 Julio 2011 | 00:00



colorido. Encargados de proteger al presidente y al vicepresidente, los 250 militares forman parte además del paisaje más colorido de la Plaza Grande, el centro colonial de Quito, cuando visten el traje con el mismo diseño que sus predecesores del siglo XIX para funciones ceremoniales, según explicó a Efe su comandante, el coronel Jimmy Espinosa.

RITO. Al ocupar en el 2007 el Palacio de Carondelet, la sede presidencial, el Gobierno del presidente Rafael Correa estableció un nuevo rito de cambio de guardia, en el cual los Granaderos son los protagonistas.
La escolta baja las escaleras de Carondelet, seguida de trompetas y tambores, y una vez en medio de la Plaza Grande uno de los guardias le da la espada a otro y, de esta manera, simbolizan el relevo.
La encargada de cultura de la Presidencia, Jakeline Flores, dijo a Efe que la ceremonia "tiene un colorido especial" y se pretende convertirla en uno de los focos de "atracción turística" del país.
Además, expuso que se quieren rescatar "los valores cívicos" de esta guardia, como la lealtad, y que sean un ejemplo para los ecuatorianos.
Por eso, cada lunes la Presidencia invita a alumnos de diferentes colegios del país para que vean la ceremonia a la que frecuentemente también asiste el propio Correa desde el balcón de palacio. Chaqueta azul con los puños rojos y los botones y cordones dorados, un pantalón blanco, además de un gorro azul con el escudo del país y botas negras altas visten a esta singular guardia, que carga lanzas y espadas. <

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala