Actualizado hace: 7 minutos
FRONTERA
Declaración complica la crisis
DAÑO Siguen pasando colombianos desde su país hacia el Ecuador por la frontera, huyendo de la caída de glifosato lanzado desde aviones sobre sus cuerpos

El ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Francisco Carrión, declaró ayer que la denuncia sobre cultivos ilegales de coca en territorio ecuatoriano le parece “sospechosa, inoportuna y malintencionada”, complicando la crisis diplomática de ambos países.

Miércoles 27 Diciembre 2006 | 21:55

“Por supuesto que (las relaciones) están cada vez más tensas pero es gracias a manifestaciones como la del jefe de la Policía colombiana, que en lugar de ir por los canales regulares supuestamente para denunciar va a la prensa. Me parece extraño”, dijo. Jorge Darío Castro, director de la Policía de Colombia, afirmó el lunes la supuesta existencia en Ecuador de entre 10 y 15 hectáreas de cultivo de coca, luego de efectuar un sobrevuelo. Sobre ésto afirmó que tiene fotografías, prueba que presentará al comandante policial ecuatoriano, José Vinueza. Ante esto, Carrión replicó que la policía colombiana hace una denuncia “infundada” por medio de “una fotografía que bien pudiera haber sido tomada en otra época y que, según información que tengo, no es válida ni creíble”. Carrión manifestó a las emisoras colombianas Caracol y RCN que esta situación “no sé si tiene el propósito de aumentar la tensión de las relaciones y es lamentable porque lo van a conseguir”. La crisis diplomática nació cuando Ecuador rechazó la reanudación, hace dos semanas, de las aspersiones sobre los cultivos de coca con glifosato al considerar que afecta a la salud de los habitantes de la zona fronteriza, pero Bogotá sostiene que ese herbicida es inocuo. No represalias Asimismo, descartó romper relaciones diplomáticas con Colombia. Es que, enfatizó, "lo que quiere Ecuador es resolver el problema y no agudizarlo. Aseguró que los desplazados no serán perseguidos ni deportados”. Venezuela reacciona Venezuela expresó ayer a Colombia su “rechazo absoluto” a expresiones de su ministro del Interior, Carlos Holguín, que sugirió, “sin dar la cara”, que el presidente Hugo Chávez recomendó a Rafael Correa, suspender su viaje a Bogotá, donde se iba a entrevistar con el mandatario Álvaro Uribe. Así, se esperaba “una muy pronta aclaración” de Colombia sobre si esas expresiones son las del gobierno de Uribe, declaró el ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro. Y Colombia respondió. Su cancillería señaló que “El gobierno de Colombia en ningún momento ha pretendido atribuir responsabilidad alguna al de Venezuela". Uribe se comunica con los ecuatorianos Ecuavisa logró anoche un diálogo con el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, donde éste afirmó que “mi pelea no es con el pueblo ecuatoriano, ni con su gobierno, es contra los terroristas”; sin embargo, defendió su decisión de reanudar las fumigaciones. Recordó que éstas fueron suspendidas ante la petición ecuatoriana, situación que fue aprovechada por “los terroristas para tener más de 10 mil hectáreas de coca”. De esa manera justificó las aspersiones, las cuales enfatizó se realizan en la zona colombiana de la frontera “y con el buen cuidado de que no caiga una gota en territorio ecuatoriano”. Explicó que las aspersiones no llegan a Ecuador porque los vuelos se realizan casi a ras de la superficie terrestre, al glifosato se agrega un producto que hace que la mezcla caiga verticalmente y cuando el viento pasa a determinada velocidad, se suspenden. Respecto a las especulaciones de que la crisis con Ecuador es para desviar la atención de las presunciones de influencia paramilitar en su gobierno, manifestó que no acostumbra a poner “cortinas de humo”. Mientras, sobre la asistencia a la posesión de Rafael Correa no la descartó ni la confirmó; “siempre es grato ir al Ecuador, que más quisiera yo, pero el hombre propone y Dios dispone”, señaló.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala