Actualizado hace: 1 hora 4 minutos
JIPIJAPA
Melany presenció muerte de su hermano y del chofer del carro

Tiene ocho años. Viajaba en la camioneta que se chocó e incendió el lunes con el bus Nº 72 de Coactur. Melany recuerda fragmentos del accidente.

Martes 28 Junio 2011 | 22:35

Está internada en el hospital de Jipijapa, en la cama Nº 2 de pediatría. Vive en el sitio Ramo Grande de la parroquia La América de Jipijapa.
Cuenta que iba en el carro cuando el bus se empezó a acercar.
“Nosotros nos hicimos para un lado (derecha) y el bus nos iba siguiendo”, relata, mientras trata de entretenerse jugando con un soldadito de juguete que le vino dentro de un yogurt con cereal.
“Cuando el carro se venía encima, mi hermano Jean Pierre se tiró, pero el bus lo chocó y lo mató”, continúa.
“Yo quise lanzarme y me pegué en el ojo izquierdo y en la cabeza”, cuenta.
Su hermano era la primera vez que viajaba desde su escuela a otra parroquia a desfilar. Estaba emocionado.
Melany recuerda que su padre Leonel Rodríguez Quimís le gritaba: ¡Mija salga del carro que  va a explotar... todos los niños salgan..!
Sus recuerdos terminan ahí.
“Me quedé dormida”, expresa.
“Fue como un sueño porque cuando desperté estaba en el hospital.
Yo sé que mi hermano se murió y vi como el dueño de la camioneta se quemaba dentro de su carro y también murió”, dice. Pero no recuerdo muy bien porque me quedé dormida, culmina.
Pero en realidad fue un sueño de Melany.
Su padre no le pudo advertir que se bajara del carro, pues falleció en el accidente y ella no lo sabe.
Inocente, pero asustada, cuenta que su hermana Leonela está en el hospital de Manta. Su estado de salud es delicado.
Con tono dulce indica que fue algo feo... todos los niños asustados y el carro que se quemaba.. toma de nuevo el juguete con sus manos y su mirada se pierde, parece como que se traslada hasta ese momento.
-¿En que piensas?, pregunta el periodista.
En mi hermano muerto y en mi papá que no sé dónde está, responde la infante.
El silencio se apodera de la sala de pediatría en ese momento... No le quedó otra cosa al periodista que decirle: Cuídate mucho.. hasle caso a la doctora para que te puedas curar y con un apretón de su mano se despidió de Melany.

 Chofer estaba vivo. Walter Lino era muy querido en Ramo Grande.
Con su carro se ganaba la vida haciendo fletes a las personas de esa comunidad.
Todos los años viajaba con los estudiantes al desfile de La América.
La mayor de sus hijos, Tatiana, recuerda que su padre era trabajador.
Lo que más le impresionó era saber que su padre estaba vivo cuando el carro se incendiaba.
Los propios niños lo confirman.
"El señor empezó a decir que saliéramos del carro porque iba a explotar. Él no pudo salir porque estaba atrapado, pedía auxilio pero como el carro se estaba quemando nadie lo pudo ayudar", relata un menor.
Estaba separado de su esposa. Tatiana asegura que su mamá se fue y tiene otro compromiso.
Su padre mantenía a Walter Fabián (7) y Jeniffer (17), quien tiene un hijo pequeño y es madre soltera.
Ella sólo pide que se haga justicia.
"Mi padre era bueno y no se mereció una muerte tan fea", dijo.

Sepultados. Todos los habitantes del sitio Ramo Grande acudieron hasta la escuela Manabí, donde fueron llevados cinco de los seis fallecidos en el accidente.
Ayer fueron sepultados: Leonel Rodríguez Quimís (42), Jean Pierre Rodríguez (10), Walter Lino Rodríguez (46), Junior Lino Sánchez (10) y Yolanda Pincay .
Paradójicamente los cinco fallecidos se volvieron a reunir en la misma escuela, pero no para ir a otro desfile, si no para emprender el viaje a la tumba.<

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala