Actualizado hace: 5 minutos
NAVIDAD
El pavo sigue siendo lo más consumido
Más de 30 bandejas que contenían pavo esperaban ser horneadas en la panadería San Eduardo. La venta de aves se incrementa cada año

Asunción Gómez de Vélez es la dueña de la panadería San Eduardo, ubicada en la calle Bolívar. Desde hace más de 45 años, cuando son las fiestas de Navidad y Año Nuevo, son muchas las personas que le encargan el horneado de pavos o piernas de chancho.

Lunes 25 Diciembre 2006 | 16:23

Para estas festividades, al fogón de barro que es alimentado por leña de algarrobo, ingresan diariamente entre 12 y 28 bandejas que son ubicadas por el personal que labora desde hace muchos años en la panadería, y con la fuerza de la costumbre se han vuelto expertos ingresando los recipientes ayudados con una gran pala de madera. “Lo que más traen es pavo”, señaló Gómez, quien explicó que las personas que desean hornear lo que será su cena navideña deben llevar las bandejas de un día para otro, porque la cocción demora entre cinco y siete horas. Todo depende de lo que se quiere hornear. Lo mismo se hace con piernas de cerdo. Con ticket Las personas que llevan sus bandejas reciben un ticket numerado, para de una manera rápida y fácil poder retirar lo que ha sido dejado en la panadería. El valor de la horneada depende del peso del producto, señaló la comerciante. Una de sus clientes fijas, desde hace muchos años, es Concepción Cedeño, quien señaló que la cocinada de un pavo le costó 8 dólares. “Desde hace mucho tiempo, tanto para Navidad o Año Nuevo, la cena de mi familia es horneada aquí y siempre estoy satisfecha de lo bien cocinado que sale todo”, señaló la ama de casa. Demanda Comprar el pavo en pie es una costumbre que poco a poco se pierde en Portoviejo. La mayoría de las familias prefiere adquirir el producto en los comisariatos, donde ya viene limpio y se lo vende por kilo. Un pavo congelado puede llegar a costar entre 25 y 30 dólares, dependiendo del peso. Pero no por eso, muchas personas que viven en el campo han perdido la costumbre de criar estos animales con maíz y balanceado, y a partir de noviembre salen a las calles para comercializarlos. COMERCIO DESORDENADO Desde las 15h00 del viernes, la calle Chile a la altura de la 10 de Agosto fue cerrada al paso vehicular por personal de la Jefatura de Tránsito de Manabí. Esto fue aprovechado por los comerciantes informales para apropiarse de la vía, y ubicar mesas con productos variados que van desde ropa a juguetes. En las calles Pedro Gual, 9 de Octubre, Ricaurte y otras era casi imposible movilizarse debido a la gran cantidad de personas realizando compras de última hora. El anuncio realizado por el jefe del departamento de Justicia y Vigilancia del municipio, Robert Cedeño, y el comisario del Centro comercial, John Párraga, que no se permitiría que los comerciantes causen desorden en la ciudad, fue sólo un anuncio, dijo Patricio Mera, quien intentaba caminar en medio de la multitud que observaba diversos objetos en los bajos del centro comercial. ORACIÓN Las iglesias estuvieron copadas por muchas personas que acudieron a rezar. CAOS Los comerciantes informales se adueñaron de las calles. SEGURIDAD La policía destinó a varios uniformados para que brindaran seguridad. Asunción Gómez PROPIETARIA “Tenemos 47 años horneando pavos para Navidad o Año Nuevo” CALLE CERRADA Desde la tarde del viernes, personal de la Jefatura de Tránsito cerró la calle Chile a la altura de la 10 de Agosto. CAOS Quienes transitan por la Pedro Gual deben armarse de paciencia para poder circular por la cantidad de personas y vehículos que hay.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala