Actualizado hace: 4 horas 36 minutos
DESAFIANTE
Las relaciones quedarán “deterioradas”
MANDATARIOS Las relaciones entre los gobiernos de Ecuador, presidido por Alfredo Palacio, y Colombia, por Álvaro Uribe, entraron en fase crítica

El gobierno ecuatoriano aseguró que las relaciones con Colombia quedarán “deterioradas”, tras considerar las fumigaciones en la frontera como un acto desafiante.

Lunes 25 Diciembre 2006 | 16:04

Francisco Carrión, ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, manifestó que la intención del gobierno colombiano de dialogar ahora, cuando haya terminado las aspersiones, es inaceptable y casi “una burla para el Ecuador”. Según Carrión, al concluir las fumigaciones, en unos seis días más, Bogotá “estaría dispuesta a conversar y a hacer los estudios que nosotros convinimos hacer, con Colombia, hace más de un año y que Colombia nunca quiso hacer”. Ecuador insistió en dos ocasiones, “formalmente, por escrito, hacer esos estudios, pero Colombia nunca quiso y, la prueba de ello, es que ahora dicen que quieren conversar, pero una vez terminada la fumigación, lo cual para nosotros (...) es inaceptable”. De esa manera, Ecuador consideró una provocación la posición de Colombia que actúa con una “política de hechos consumados”. Carrión rechaza además las afirmaciones de autoridades de Bogotá, en el sentido de que Quito se inmiscuye en asuntos internos de Colombia al exigir que cesen las aspersiones. “No nos inmiscuimos. Colombia puede hacer lo que quiera en su territorio y con su población, pero lo que nosotros no aceptamos es la deriva, la desviación, por causa de los vientos, del glifosato que, en forma aérea, llega al territorio y puede afectar a los pobladores ecuatorianos”, subrayó Carrión. A la pregunta de que si las declaraciones de autoridades colombianas podrían ser consideradas como una provocación para elevar el tono de la controversia, Carrión dijo: “me temo que sí”. “Eso es lo penoso, puesto que yo he apostado al diálogo, le he apostado al entendimiento, pero el Gobierno colombiano se ha empeñado en imponernos una política de hechos consumados”, afirmó Carrión. Ecuador exige a Colombia que cese, de inmediato e indefinidamente, las fumigaciones de cultivos ilegales que efectúa cerca de la frontera común con glifosato, un potente herbicida que, esparcido desde avionetas, llega a zonas ecuatorianas y, según fuentes ecuatorianas, afecta a sus habitantes y la naturaleza. La crisis llegó hasta el punto de que el presidente electo, Rafael Correa, canceló una visita que debía efectuar a Bogotá y el presidente saliente ecuatoriano, Alfredo Palacio, se negó a recibir a su homólogo colombiano, Álvaro Uribe, en Quito, para conversar sobre las aspersiones. Glifosato dañino Por su parte, César Paz y Miño, del Departamento de Genética de la Universidad Católica de Quito, indicó que las 24 personas, 23 de ellas mujeres, estudiadas en San Miguel, Nuevo Mundo, San Francisco y, en Esmeraldas y Sucumbíos, presentan todas daños genéticos. Los datos de esa muestra se compararon con un grupo controlado de personas, 21 en total, que habitan a unos 80 kilómetros de la zona fronteriza y los cuales presentaron un porcentaje de problemas genéticos seis veces menor. ESTUDIO Con éste se exigirá la suspensión inmediata e indefinida de las aspersiones. EMBAJADOR El gobierno ecuatoriano llamó a consultas a su embajador en Bogotá, Alejandro Suárez, que no retornará a la capital colombiana hasta que se suspendan las fumi-gaciones. ENCUESTA María Fernanda Espinoza, futura canciller, dijo que el viaje suspendido de Correa a Bogotá fue resultado de una encuesta en la que el 80% de ecuatorianos coincidía en esa decisión. CANCILLER Carrión subrayó que “de ninguna manera, Ecuador se inmiscuye en asuntos de otros Estados, menos en el caso colombiano, que vive una situación de violencia, que nos preocupa pero no nos compete”. Uribe dice que fumigaciones son necesarias El presidente colombiano, álvaro Uribe, insistió ayer en que las fumigaciones con el herbicida glifosato en la frontera con Ecuador son necesarias, y pidió al presidente electo de ese país, Rafael Correa, que entienda la postura colombiana. Uribe explicó a radio Caracol que su gobierno quiso erradicar manualmente unas 10.200 hectáreas de coca en departamentos fronterizos con Ecuador, pero los erradicadores y soldados morían por minas antipersonales sembradas en las mismas plantaciones ilegales. El presidente también aludió a una declaración del canciller ecuatoriano, Francisco Carrión, según la cual, Colombia actúa con una “política de hechos consumados” al pedir dialogar tras las fumigaciones. Uribe dijo que prefiere mantener abierta la posibilidad de diálogo, y llamó al presidente electo “a entender” la posición de Colombia. “Vamos a seguir un diálogo paciente, siempre basados en argumentos y vamos a ver cómo terminamos esas fumigaciones aéreas”, señaló Uribe. CIFRA 24 Personas Presentan daños genéticos por el contacto con glifosato según un estudio de científicos ecuatorianos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala