Actualizado hace: 8 horas 22 minutos
MONTAJE
Las torres gemelas (de Oliver Stone)

Entre las miles de preguntas que surgieron a partir del 11 de septiembre del 2001, hay una que se resuelve hoy: ¿cuándo iba a ser Oliver Stone su versión de los hechos? Era obvio, o más bien inevitable, esperar una película de Stone al respecto.

Lunes 25 Diciembre 2006 | 15:43

• El director neoyorquino tiene la reputación de hacer películas históricas, no en el sentido de trascendencia (que siempre depende del tiempo) sino en el gusto por reconstruir hechos de la vida real, capítulos de la historia. La relación que tienen Stone y los Estados Unidos es como la de un hijo que se sabe producto de los aciertos y desaciertos de su padre. Este es un hijo que no se calla, reclama, cuestiona, investiga y siempre termina abriendo la boca para decir su verdad. Stone ha tocado todos o casi todos los rubros sociales norteamericanos, en los ochenta hizo “Pelotón”, “Wall Street” y “Nacido el cuatro de julio”; en los noventa, “The Doors”, “JFK”, “Asesinos por naturaleza” y “Nixon”. • “Las torres gemelas” no es, como muchos pensarían, la película sobre la crisis, el rescate, la guerra contra el terrorismo y la paranoia occidental. Está basada en los testimonios de dos oficiales del cuerpo de bomberos de Nueva York, John McLoughlin y Will Jimeno. Ambos estuvieron atrapados durante varios días bajo las ruinas de una de las torres desplomadas. La mitad de la película estamos con ellos, escuchándolos unirse como amigos y soñar con lo que harán cuando salgan de ahí; llegado el momento pierden la fe y empiezan las alucinaciones, las lágrimas y las despedidas del tipo “dile a mi esposa y a mis hijos que los amo” La otra mitad de la película la vemos a través de los familiares y compañeros de los oficiales sepultados en vida. Y con eso Stone, a la manera documental y usando el núcleo familiar como epicentro dramático, compara las intensidades entre los que se perdieron y quienes los buscan. ¿Para quién es más duro?, ¿para los que se van o para los que se quedan? • La película es un drama humano. Las actuaciones de Nicolas Cage (McLoughlin) y Michael Peña (Jimeno), y de las actrices que interpretan a sus esposas, Maria Bello y Maggie Gyllenhaal, se mueven entre el optimismo incondicional y la desesperación logrando, en sus picos más altos, conmover al espectador. La propuesta de Stone es bastante personal y, al mismo tiempo, universal. Quienes sobrevivieron al 9/11/01 ya nunca serán los mismos, verán la vida desde otro lado y precisamente de eso se trata el estreno de la semana. Lo ideal sería que nuestras vidas también tuvieran un antes y un después de esta película, pero eso ya lo decidirán ustedes. Felices fiestas para todos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala