Viernes 22 Agosto 2014 | ACTUALIZADO HACE: 50 minutos
René de la Torre

+ ARTICULOS

Rene de la Torre Alcívar

El Banco Nacional de Fomento en Manabí

POR René de la Torre

Viernes 10 Junio 2011 | 00:00

El Banco Nacional de Fomeno en Manabí, entre sucursales y agencia tiene diez operadoras de crédito. A sus oficinas concurren agricultores, ganaderos, pescadores, artesanos, comerciantes en busca de créditos. A veces reciben atenciones comedidas, con frecuencia los créditos se conceden con retrasos por falta de liquides (falta de dinero) y en ocasiones porque el recurso humano es escaso. Si a Pedro o Juan el crédito le sale en un mes es por “suerte” o por un padrino.

Es urgente que el BNF abra sucursales o agencias en los cantones Pichincha, Santa Ana y Jama. En la actualidad  las personas  que laboran  en el cantón  Pichincha tienen  que desplazarse hasta  la sucursal  para que atienda a los cantones de Veinticuatro  de Mayo, Olmedo y Santa Ana. Y en Jama debe  haber una agencia  para que impulse el desarrollo económico de la zona. Es necesario  que el BNF esté al servicio  de la comunidad por cuanto  los intereses  que cobra son más bajos que los que cobra la banca privada.
Pero los intereses que cobra el BNF del diez y once por ciento anual  para actividades agrícolas, ganaderas, forestales todavía  son altos, con esos intereses las actividades de desarrollo económico  resultan  negativas, tanto más que los costos laborales han subido, lo  mismo que los insumos. Si una persona  obtiene un préstamo  de doscientos mil dólares a doce años plazo, con una tasa de interés del diez  por ciento anual y dos años de gracia, el tercer año debe pagar más de veinte mil dólares por año y eso resulta difícil.
Si el Estado pretende  impulsar a fondo las actividades agrícolas, ganaderas, forestales, para que en realidad sean rentables no solo que debe abrir otras  sucursales y agencias, sino que las actuales deben ser más eficientes. La tasa de interés anual no debe ser superior al seis por ciento anual y al mismo tiempo debe lograr que el riego de Poza Honda y del Carrizal- Chone sea una realidad.
Además, la forma más real  para combatir los altos interés extra bancarios que con frecuencia llegan  al diez  por ciento  mensual (chulco), tanto el Banco de  Fomento como en la banca privada, deben bajar  las tasas  de intereses.
Si se quiere derrotar la desocupación, el desempleo, la pobreza e impulsar el crecimiento económico  de la provincia, el Banco de Fomento debe cooperar siendo más eficientes y bajar  las tasas de intereses; pero  al  mismo tiempo a nuestros campos hay que darles seguridad  policial. Si solo seguimos con ofertas y canciones  los campos serán  abandonados  y muchos vendrán a las ciudades  y se aumentarán los cinturones de angustias. <

OTROS COLUMNISTAS