Actualizado hace: 3 horas 51 minutos
TEMPORADA
Más seguridad en festividades
La Policía patrulla durante el feriado las calles del casco comercial con la finalidad de bridar seguridad

Sesenta policías recorrerán día y noche el casco comercial, con el objetivo de ofrecer seguridad a los compradores y comerciantes durante el feriado de Navidad.

Sábado 23 Diciembre 2006 | 20:07

Desde hoy hasta el lunes 26 de diciembre, el grupo de 60 uniformados atenderá las emergencias del sector comercial de Portoviejo. Además, se realizarán patrullajes en los sectores considerados como peligrosos. La policía ha identificado a las calles Chile, 9 de Octubre, Ricaurte, Pedro Gual, como las más conflictivas por acoger el mayor número de compradores y el congestionamiento vehicular. “Donde hay mucha gente, de seguro habrá caos y problemas; además en estas fechas se incrementa el número de robos porque la gente anda ocupada revisando mercadería y no se dan cuentan que les están robando”, manifestó José Zurita, comandante de la Policía. Detenidos Hasta la fecha, la policía ha detenido a tres personas, acusadas por asaltar a un comerciante en horas de la noche. “Justamente para evitar el incremento de robos durante el fin de semana, se aumentará el número de policías en las calles, además, del apoyo motorizado en cada esquina”, aseguró Zurita. Edmundo Mera, jefe de Tránsito, anunció que la entidad a su cargo apoyará a la Policía Nacional en los controles del casco comercial, además de disponer 74 hombres en los ejes viales y carreteras, quienes estarán apoyados con 7 vehículos, 4 motos, una radio patrulla y una ambulancia. “Los controles preventivos serán permanentes”, acotó. Caos por el comercio A pocas horas del feriado de Navidad, el caos entre vendedores y compradores se evidencia en las calles del sector comercial de Portoviejo. Para los compradores caminar por las calles céntricas se ha convertido en toda una hazaña, debido a que calles y aceras están ocupadas por vendedores que ofrecen sus mercaderías. María Cedeño salió ayer a buscar un regalo para sus tres hijos, al llegar al centro comercial desistió de sus intenciones porque no podía ni acercarse a observar la mercadería por la cantidad de personas interesadas en comprar. El jefe de Justicia y Vigilancia del municipio, Robert Cedeño, afirmó que está conciente de que el desorden se ha adueñado de la ciudad, por el incremento de vendedores informales. Las calles Francisco de P. Moreira y Alajuela es otro de los sectores caotizados.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala