Actualizado hace: 3 horas 33 minutos
Colombia no suspenderá fumigaciones

El gobierno colombiano le aseguró hoy al presidente electo de Ecuador, Rafael Correa, que no suspenderá las fumigaciones en dos regiones fronterizas con ese país, después que el mandatario electo condicionó su viaje a Bogotá a que se suspendieran las aspersiones durante su vista, indicó un vocero oficial.

Viernes 22 Diciembre 2006 | 21:10

El ministro de Interior y Justicia, Carlos Holguín, sostuvo que las fumigaciones aéreas no se suspenderán pese a lo solicitado por Correa desde Caracas, donde realizó una visita oficial de dos días a ese país. "Ese paraíso de la coca, narcocultivo y del narcoterrorismo no se puede dejar establecer ni se puede dejar cristalizar y por eso las fumigaciones continuarán", dijo el funcionario desde la ciudad de Pasto (suroeste), cerca a la frontera con Ecuador. Correa dijo hoy en Caracas que suspenderá una visita programada a Bogotá si no recibe una "señal amistosa" de parte de Colombia de que suspenderá las fumigaciones con el herbicida Glifosato en la frontera con Ecuador. A la vez, Correa reiteró que su gobierno no calificará de terroristas a las Fuerzas Armadas Revolucionaria de Colombia (FARC) por que eso sería involucrarse en el conflicto interno del también país andino. Inicialmente, el ministro colombiano de Defensa, Juan Manuel Santos, aseguró este jueves que en la visita que realizará mañana a Colombia el presidente electo de Ecuador intentará persuadirlo de la necesidad de desarrollar fumigaciones aéreas. "Yo espero que después de esas explicaciones el presidente Correa entienda que nosotros tenemos que erradicar esa coca, porque esa coca es la que se convierte en munición, bombas y fusiles que matan a los compatriotas", expresó Santos a periodistas. El funcionario insistió en que análisis de toxicólogos canadienses han demostrado que el glifosato es inocuo para la salud humana, pero reiteró que el Ejecutivo "está abierto a un diálogo y si hay otras alternativas de fumigación mejores bienvenidas, cualquiera que sea". Colombia decidió activar el pasado 11 de diciembre las operaciones de aspersión aérea, despues de haberlas suspendido por 11 meses a petición de Quito, en los departamentos de Nariño y Putumayo (sur), pese a la negativa de Ecuador a aceptar esta práctica por considerarla nociva para la salud y la naturaleza. La acción generó un "impasse" diplomático en el que Quito llamó el pasado viernes a consultas a su embajador en Bogotá, Alejandro Suárez, y remitió una misiva al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, para que conozca el tema. Bogotá y Quito comparten una frontera común de 586 kilómetros, en la que los grupos armados ilegales de Colombia mantienen una disputa por el control territorial.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala