Actualizado hace: 5 minutos
EE.UU.
Muere creador de Los Picapiedra
Joseph Barbera junto a Pablo, Pedro y Scooby Doo

El dibujante Joseph Barbera, quien junto a William Hanna, creador de grandes figuras del cine estadounidense como “Los Picapiedra”, “Tom y Jerry” y “El Oso Yogi”, murió ayer a los 95 años, informaron los estudios Warner Brothers. Barbera, que también dio vida a “Scooby-Doo”, falleció de causas naturales en su hogar en Los Ángeles, señaló su portavoz, Gary Mieranu, según un comunicado de Warner Brothers. Su esposa Sheila le acompañó hasta el último minuto de su vida, añadió. También le sobreviven tres hijos de un matrimonio anterior.

Miércoles 20 Diciembre 2006 | 17:17

Hanna, con quien Barbera creó “The Jetsons” y “Huckleberry Hound”, murió en el 2001. Ambos comenzaron a trabajar juntos para los estudios MGM en el decenio de 1930, pero sólo saborearon el gran éxito en la década de 1960 con las comedias animadas de “Los Picapiedra” y las hilarantes carreras del gato Tom persiguiendo al simpático ratón Jerry. Desde la Edad de Piedra con Los Picapiedra hasta la Edad Espacial, con los Jetsons, Barbera y Hanna “no fueron sólo las superestrellas de la animación, sino también una muy querida parte de la cultura popular de Estados Unidos”, dijo Barry Meyer, gerente ejecutivo de Warner Brothers al enterarse del deceso. Datos Barbera nació en 1911 en el barrio de la Pequeña Italia de Manhattan (Nueva York). Comenzó a desarrollar su capacidad de dibujante y de crear historias con sus personajes cuando estuvo empleado en los estudios Van Beuren. Emigró a la costa occidental del país tras enterarse de que los estudios MGM estaban desarrollando instalaciones dedicadas exclusivamente a la animación. Fue allí donde conoció a Hanna con quien creó a Tom y a Jerry, figuras animadas que les hicieron merecedores de siete Oscar de Hollywood, una decena de premios Emmy de televisión y varios premios religiosos por su labor cristiana. Pero ni Barbera, ni su compañero Hanna, se educaron con la intención de ser dibujantes, una actividad a la que se vieron arrastrados por las dificultades económicas. Originalmente, Barbera pensaba dedicar sus estudios a la administración bancaria pero comenzó a hacer dibujos para revistas de caricaturas para poder sobrevivir. Por su parte, Hanna, quien había estudiado ingeniería y periodismo, tuvo que entrar en el terreno de la animación al no encontrar el trabajo que buscaba.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala