Actualizado hace: 22 minutos
Patricio Lovato R
Un hombre, un río y un trasvase

Nada mejor que unir esfuerzos para encauzar grandes proyectos hacia nuevas realidades, esa debe ser la lógica de pensamiento y acción hechos caminos para llegar al ansiado cambio. Y si no, miremos dos ejemplos, concebidos como proyectos enormes, más parecidos a sueños que a evidencias puestas al servicio de los ciudadanos manabitas.

Miércoles 13 Diciembre 2006 | 21:10

 El uno: El Proyecto Carrizal Chone, sustentado como el agua, en riego, para la razón de ser de Manabí. Siete mil doscientas cincuenta hectáreas de riego presurizado, para doscientos mil productores beneficiados, en distintas actividades económicas como: explotación de hortalizas, flores tropicales, frutas tropicales, ganadería, cacao fino de aroma y piscicultura. Antes, las lluvias gobernaban la producción; ahora para el vasto sector de cobertura, se pueden obtener tres cosechas al año, especialmente si se enfocan en cultivos de ciclo corto.  Cuatro años tomaron elaborar los estudios, licitaciones, contrataciones y la ejecución para esta primera parte y se aprovechó eficientemente una década de infraestructura en riego, ya existente. A decir de  Bolívar Kon Loor, director de la Corporación Reguladora del Manejo Hídrico de Manabí: esta obra se involucra con el desarrollo para mejorar el futuro de la provincia. El otro: El largometraje, Un hombre y un río. Obra interior, puesta al servicio de la identidad de los hombres y mujeres de esta región.  Recreada y en versión libre de la novela del poeta santanense Horacio Hidrovo Velásquez. Escrita, producida y financiada por entidades y personas de aquí, en un esfuerzo en el que destacan firmemente la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, la empresa privada, entre otras. A decir de Franklin Briones, guionista, director y productor de esta obra: es para mirarnos en el espejo y aceptar la imagen real que en él proyectamos.  Mientras el agua corre por los canales alentando con vida y riqueza a la tierra en el proyecto Carrizal Chone.  Las imágenes corren testimoniando identidades que fortalecen la naturaleza humana de los manabitas en el largometraje.   En este caso puntual, se unieron la iniciativa de Bolívar Kon para auspiciar la difusión total de la película  por un canal de televisión y el beneficio de llegar con el mensaje y mayor cobertura de su trabajo por parte de Franklin Briones. La idea es tomar certezas, en la práctica, de la compatibilidad absoluta que existe entre los proyectos en ejecución para el desarrollo, el crecimiento económico y social; y, las propuestas artísticas que nos inspiran a mirarnos en una vida personal o en la vida colectiva, sembrando conciencia, aprendiendo a reconocerse.  Bien por estos proyectos, que se convirtieron en obras que benefician el entorno y el interior de nuestra gente.  Un hombre, un río y un embalse son el mejor ejemplo de asociación para  lograr el propósito integral de bienestar ciudadano, un buen negocio para los tres.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala