Actualizado hace: 5 minutos
PROBLEMÁTICA
Solo quiero acudir a ver cine

Las pantallas grandes y las modernas instalaciones de Supercines, de El Paseo Shopping, constituyen un buen lugar para disfrutar de producciones cinematográficas de estreno mundial.

Lunes 11 Diciembre 2006 | 19:27

Ya se sabe que no es lo mismo ir al cine que ver la misma película en casa, donde la bulla y las interrupciones terminan por aburrirlo. Y es que aún con la última tecnología de que se pueda disponer, ni el sonido ni el tamaño de la pantalla podrán ser iguales a los del cine. Como decía un crítico del séptimo arte: “Una de las cosas que justifican ir al cine, es ese olor particular que se percibe en una sala”. Y podríamos añadir, también, la expectativa, el sonido estruendoso, todo se complementa para hacernos “vivir” mejor la trama de un filme. Pero a veces todas estas condiciones positivas pueden verse empañadas por acción de algunas de las mismas personas que están en la sala. ¿Quién no ha sufrido al ver cómo se responde a llamadas por el celular a media película o, ajenos a la proyección, se chatea por el mismo interrumpiendo constantemente con la luz del teléfono? ¿Y quienes se sacan los zapatos y apoyan sus pies en las butacas delanteras, muy cerca o a veces casi en la cara o la espalda de otra persona sin el mayor reparo? “Esto es una falta de educación y cultura de algunas personas, aunque nosotros hacemos recomendaciones para que no lo hagan”, dice Danilo Cevallos, gerente de Supercines. Señala que las supervisiones son permanentes, “nuestro compromiso es darle comodidad y atención al usuario, a nuestros clientes”, anota. Cabe reconocer que lo espectacular es ver las películas en un asiento cómodo y en silencio, pero de un tiempo acá, muchas personas asiduas al cine se quejan de que esto no es posible debido a quienes piensan que el cine es para ir a conversar o fastidiar a los demás que buscan relajarse con un buen filme. Recomendaciones Si va a ver una película, apague el celular o, si no, colóquelo en modo silencioso para no molestar al resto de usuarios en la sala. Si la llamada es muy importante, abandone la sala y conteste en el pasillo. No se saque los zapatos ni coloque los pies en las butacas, recuerde que no está en su casa sino en una sala de cines pública. Si se sirve algo en el cine, deje las charolas en un lugar donde no estorben, no olvide que la oscuridad puede propiciar accidentes.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala