Actualizado hace: 2 horas 10 minutos
Trascendencia individual
Trascendencia individual
Por: Jorge Maldonado
jorge39936@gmail.com

Miércoles 19 Enero 2011 | 00:00

Hace algunos años, casi tantos como para borrar su recuerdo, con ocasión de una condecoración que me entregaba la Municipalidad de Portoviejo, intenté explicar la razón por la que muchas personas realizan un esfuerzo mayor que el común de sus conciudadanos, en busca del progreso y el desarrollo.

Y decía que la motivación está en la necesidad de trascender. Ésta es una necesidad común a todas las personas. Todos necesitan trascender y, desde luego, lo hacen; la mayor parte, dentro del círculo familiar, donde la trascendencia se fundamenta en la enseñanza a los hijos, en el ejemplo para sus subordinados, en el logro de aspiraciones familiares, en la aplicación de virtudes como la perseverancia y el ahínco.
Desafortunadamente, me equivoqué en el juicio. No es una necesidad común. Se ha demostrado en estos años. Hay mucha gente que no siente el menor interés de trascender. No le importan los recuerdos de sus familiares que imprime con sus acciones o inacciones. Esa gente está ya vencida por la molicie, la ociosidad y en ocasiones por el vicio.
Y digo desafortunadamente, porque siendo una necesidad individual, tiene un grande y profundo impacto en la vida de la colectividad. Porque, si una persona quiere trascender, debe realizar un esfuerzo extra en el trabajo, en la investigación, en la dedicación a sus hijos, etc. Y, como son muchas personas que se encuentran en el mismo caso, el resultado es que hay una gran cuota de esfuerzo extra en busca del progreso. Si a las personas esforzadas existentes se sumaran las que no se sienten estimuladas por el futuro, el acelerón del progreso de la sociedad sería formidable.
El objetivo vale la pena. Se trata de acelerar el logro de las metas por la vía de sumar esfuerzos aplicados al mismo objetivo. Imaginemos el efecto de esa multiplicación de esfuerzos en nuestro centro de trabajo. Sin duda todos seríamos beneficiados porque aumentarían la producción, las ventas, las recaudaciones, los pacientes atendidos, los niños educados, los individuos alimentados, etc., según sea la actividad a que nos dediquemos.
Ayudaríamos también a conseguir ese objetivo quienes sí estamos conscientes de que debemos trascender en el tiempo, si aplicamos todo el esfuerzo de que seamos capaces cual si estuviéramos en el final del plazo otorgado.
De lo analizado se concluye que la trascendencia de las personas tiene efectos sociales deseables que deben ser estimulados, evidenciados y que, además, se debe reconocer la trascendencia lograda por personas esforzadas que convirtieron sus vidas en elementos ejemplares en la comunidad, con una acción sincera y ajena al exhibicionismo tan común en los espíritus mezquinos, que también existen.

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: