Actualizado hace: 1 hora 27 minutos
EL OCLÓCRATA 
EL OCLÓCRATA 
Por: Fausto Lupera Martínez

Domingo 16 Enero 2011 | 00:00

He profundizado en el verdadero significado de la palabra “oclocracia”, encontrando material muy interesante para compararlo con nuestra realidad socio-política con el afán de despertar a nuestros compatriotas para evitar males mayores.


OCLOCRACIA: INGOBERNABILIDAD COMO RESULTADO DE LA APLICACIÓN DE POLÍTICAS DEMAGÓGICAS.
Esta es una alerta oportuna de lo que nos espera a los ecuatorianos y no nos dé tiempo a reaccionar.
En los gobiernos que aplican la oclocracia, la gente no sale a las calles por temor a ser robado, herido o muerto, por los que buscan el dinero  fácil.  Ya no importa la edad ni el sexo.  Igual matan al adolescente, la mujer o al anciano.
Se agrede a la gente honesta, se invade la propiedad ajena, se amenaza, se persigue.  Total no pasa nada.
Los delincuentes, mejor tratados que nunca, salen riéndose de las autoridades diciendo: “en el Gobierno de la Revolución Ciudadana, mandamos nosotros”.
El historiador griego, Polibio, 200 a.C. quien tenía un instinto natural para encontrar la verdad, decía que hay tres formas de gobierno:
1 MONARQUÍA: gobierno de uno solo, que degenera en tiranía.
2 ARISTOCRACIA: gobierno de varios, que degenera en oligarquía
3 DEMOCRACIA: gobierno de muchos, que degenera en oclocracia, a la que definió como:
“LA TIRANÍA DE LAS MAYORÍAS INCULTAS Y EL USO INDEBIDO DE LA FUERZA, PARA QUE LOS GOBERNANTES ADOPTEN POLÍTICAS Y DESICIONES DESAFORTUNADAS…” 
“CUANDO LA DEMOCRACIA SE MANCHA DE ILEGALIDAD Y VIOLENCIA CON EL PASAR DEL TIEMPO SE CONSTITUYE EN OCLOCRACIA…”.
Ilustres pensadores en la historia han advertido de este permanente peligro para la democracia de los pueblos.  El interés de los oclócratas que ejercen el poder es degenerar la democracia en oclocracia, con el objetivo de mantener dicho poder en forma corrupta, buscando una ilusoria legitimidad en el sector más ignorante y pobre de la sociedad, hacia lo cual, vuelcan todos sus esfuerzos populistas, propagandísticos y manipuladores.
No es coincidencia, que esta forma de gobierno, nada original que la copia a ojos y vista Rafael Correa y que no se llama democracia, es la definición más clara, de lo que lamentablemente estamos viviendo en el Ecuador. <V

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: