Actualizado hace: 1 hora 32 minutos
Las enormes sábanas del IESS
Las enormes sábanas del IESS
Por: Jorge Maldonado
jorge39936@gmail.com

Miércoles 12 Enero 2011 | 00:00

En los últimos años se ha producido un enorme reequipamiento de los servicios de salud del IESS, no solamente en cuanto a los aparatos modernos que ayudan a los médicos a salvar vidas, sino en el número de profesionales especialistas y el tiempo que ellos dedican a los pacientes.

Sin embargo, ahora es más difícil lograr que uno de esos especialistas le atienda al paciente, porque la demanda ha crecido también de manera exponencial. Aparentemente no hay relación entre el tamaño de las sábanas del IESS y el estirón que cubriría la demanda.
De esa manera toda esa enorme inversión efectuada en el reequipamiento del sistema de salud del  IESS, no ha significado un alivio a las presiones por atención de calidad para los afiliados. Posiblemente el nuevo equipamiento sea útil para las atenciones programables y programadas; cirugías y atenciones de rutina para pacientes ya en proceso. Pero, cuando se trata de un paciente nuevo, de una situación emergente que requiere atención especializada más allá que la que le ofrecen en una sala de curaciones, por más que el personal se esfuerce por ser útil, sólo abre la puerta a la necesidad de ir a la consulta privada y asumir con los gastos que incluyen exámenes y medicinas, cual si no existiera el seguro social. Todos sabemos que una emergencia no espera a que haya un turno disponible. La diferencia puede estar entre la vida y la muerte.
Y esa realidad posiblemente no sea corregible en corto tiempo, pues significaría contar con capacidad ociosa para atender con especialistas las emergencias. Urge pues, una solución viable, fácilmente aplicable, que no es otra que la que aplican todas las aseguradoras. No olvidemos que las compañías de seguros no cuentan con sistemas de atención a la salud, pero venden seguros de salud.
¿Cómo lo hacen?
Simplemente sus asegurados se atienden en cualquier unidad de salud privada que factura el servicio conforme a sus normas; posteriormente el paciente asegurado solicita el reembolso de sus gastos a la aseguradora y recibe el porcentaje que consta en el contrato firmado.
Cosa igual puede hacer el IESS. Aquello que no pueda ser atendido por falta de personal, de espacio, de camas, de medicinas, que sea cubierto por los servicios privados y pagado por el paciente que con trámite ágil debe recibir el reembolso correspondiente.
Sin una decisión amplia como la descrita, la atención a la salud por el IESS será una inversión creciente para un servicio de mala calidad y sin oportunidad. Posiblemente, esa falta de oportunidad o de disponibilidad del servicio haya costado ya muchas vidas… <
 

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: