Actualizado hace: 7 horas 51 minutos
Afirman familiares
Menor de 14 años es perseguida por un ser extraño

Los padres de una menor de 14 años que vive en el sitio Limones de El Carmen están desesperados porque desde hace varios meses es perseguida y acosada por un ser extraño, de quien se cree podría ser el duende.

Miércoles 05 Enero 2011 | 18:53

Carmen Dolores Loor, madre de la adolescente, dijo a El Diario que todo empezó un día cuando al regresar a la casa se encontraron con que un gato que nunca habían visto estaba maullando debajo de una hoya de barro que ellos tenían en la cocina.

Luego se pensó que la cruz de caña y los papeles picados que aparecieron entre las pertenencias de la chica o la desaparición de su ropa era una broma pesada de alguien, pero con el pasar de los días los sucesos extraños empezaron a preocupar. Recuerda Carmen Dolores que una tarde veía con su hija las fotos guardadas en un álbum, cuando de repente y como por arte de magia se hicieron pedazos y cayeron al suelo; así mismo todas las personas que se han encontrado dentro de la vivienda han sido testigos que los zapatos, platos, cuchillos y cuadros caen súbitamente; incluso aparecen misivas escritas con idéntica letra de la menor.

Entre los espeluznantes sucesos registrados, se cuenta que la muñeca que en navidad le compraron a una hermana de la adolecente salió brincando de repente y cayó al patio de la casa, cuando atraída por el extraño suceso ella se asomó pudo ver que le guiñaba los ojos y lagrimeaba. Ante ese acontecimiento la familia decidió quemar la muñeca y cuando estaba ardiendo en llamas lloraba como un niño.

Esos acontecimientos obligó a los familiares de la chica a llevar un sacerdote y rezar cada tarde el santo rosario; si bien cuando el sacerdote ya se alejaba de la casa todas las cosas que habían dentro caían o eran tiradas contra la chica, como que si alguien estuviese enojado con ella; pero luego volvió la tranquilidad y quizás gracias a los rezos o las velas encendidas junto al retrato de la virgen La Dolorosa, obligaron al extraño ser a alejarse de la vivienda; ahora solo se hace pasar como una persona conocida para ella, que llega hasta el patio e insiste que la acompañe, pero como los demás no ven nada no la dejan ir, entonces el visitante, del que se cree es el duende, desaparece.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala