Actualizado hace: 51 minutos
VIDA SALUDABLE
El humo que envuelve toda la vida

Después de escuchar por innumerables ocasiones sobre los riesgos de fumar, José (nombre protegido) decidió dejar este vicio. Él estaba seguro de que esto no era fácil, pero lo quería hacer.

Lunes 03 Enero 2011 | 00:00

Al principio le faltaba el cigarrillo y pensó que no sería nada malo comer una que otra cosa. Sin darse cuenta y con el paso del tiempo, aumentó unas cinco libras en su peso.
El médico Ándres Cabal explica que una persona no debe dejar  de fumar  de un momento a otro, sino que se da a través de un proceso. Por ejemplo,  si  el fumador consume una caja de cigarillos al día, se debe proponer consumir media caja, y después disminuir la cantidad  hasta que se quede en nada.
No es recomendable consumir chicles con nicotina, porque a largo plazo es perjudicial, según el especialista.
Los afectados pueden pasar el tiempo leyendo, ejercitándose o realizando otras actividades para que adquieran nuevas costumbres y dejen a un lado sus adicciones. <

 

Aumento de peso cuando se deja de fumar
Existen varios motivos por los que las personas que han dejado de fumar aumentan de peso. Cabe destacar que no a todos los ex fumadores les pasa lo mismo y consiguen unas libras de más.
Entre las razones por las que los ex fumadores pueden aumentar de peso figuran:
 
* La ansiedad y el estrés, a menudo se calman con comida.

 * Mantener las manos ocupadas en la comida en vez de en el tabaco.
 * Llevarse algo (comida) a la boca, por costumbre.
  
 * Las ganas de fumar y el hambre son, a menudo, confundidas, por lo que a falta de tabaco se tiende a recurrir a la comida, lo cual hace engordar. <

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala