Actualizado hace: 1 hora 29 minutos
En Nochevieja
Rafael Correa y policías serán los más quemados

Monigotes de cartón y serrín con la imagen del presidente Rafael Correa y de los policías que le retuvieron durante una sublevación en septiembre pasado, serán los más quemados esta Nochevieja en Ecuador.

Jueves 30 Diciembre 2010 | 18:54


Esta particular forma de celebrar el Fin de Año, convertida ya en una actividad cultural en todo el país, ha llevado a cientos de artesanos a confeccionar los monigotes, que son incinerados minutos antes de la medianoche del 31 de diciembre.

En Quito, cientos de tiendas de monigotes (llamados por la población "años viejos"), la mayoría de ellas instaladas en las calles, ofrecieron hoy los muñecos a diferentes precios, que dependen de la elaboración y calidad de los materiales.

Asimismo, se ofrecen caretas, también con imágenes de personajes de actualidad y cuyo coste depende del material; las más caras son de material sintético y la más baratas de cartón.

También se expenden disfraces con detalles "sexys" para que usen "las viudas", jóvenes hombres que por esta ocasión se travisten de mujeres para hacer de "lloronas" que despiden a los "años viejos" antes de incinerarlos.

Esas "viudas" se instalan en las calles en la noche del último día del año para parar con sugestivos bailes a los conductores y transeúntes, a los que piden "una caridad (donación) para el pobre viejito" que va a morir.

La recaudación, usualmente, se invierte en el festejo que se extenderá hasta la mañana del 1 de enero.

En los barrios se confeccionan unas pequeñas chozas donde se instalan a los "viejos", los cuales también son adornados con irónicos textos que hacen referencia a los principales hechos del último año.

El Ayuntamiento y otras instituciones organizan concursos de "Años viejos" que este año, al parecer, tendrá como denominador común la sublevación policial del pasado 30 de septiembre, cuando Correa fue agredido y retenido por agentes en un hospital de la institución en Quito.

De ese cautiverio de más de nueve horas, el mandatario fue rescatado por una operación de militares y policías leales a su Gobierno, en medio de un intenso tiroteo.

Por eso, el motivo más extendido en la elaboración de los "años viejos" es ese acontecimiento y se han confeccionado monigotes de Correa con su rostro medio cubierto con una máscara antigases, que fue una de las imágenes más fuertes de la sublevación.

También se pueden adquirir muñecos de "policías rebeldes", ataviados con toletes, fusiles y, en algunos casos, con parches en los ojos, como si fueran piratas.

La quema masiva de monigotes suele estar acompañada con el estallido de petardos y otros fuegos de artificio cuyo uso, no obstante, ha sido prohibido por las autoridades para evitar accidentes, como ha sucedido en años pasados.

Después de quemarlos, los organizadores del festejo suelen leer curiosos "testamentos" y recitan con humor e ironía los hechos nefastos y benéficos del año que termina y, al final, se deja como herencia consejos para la población.

Muchos ciudadanos patean las brazas dejadas por los "años viejos" tras su quema, como reproche por las penurias pasadas.

Sin embargo, tras quemar los monigotes, las familias se reúnen en el hogar para repetir algunas cábalas con las cuales pretenden atraer la suerte para el año que viene.

La ingesta de uvas al tocar las doce campanadas, el uso de ropa interior de color amarillo, una caminata con maletas para atraer viajes y colocarse dinero en el zapato, son algunas de las supersticiones más populares.

Además, muchas familias, al aprovechar el periodo festivo que irá desde el viernes al domingo, viajarán a distintos centros turísticos que se han preparado para atender a los clientes, sin dejar de lado la tradicional "quema del año viejo".

En las comunidades rurales, especialmente indígenas, el festejo del fin de año también incluye el "Pase del Niño", que viene desde antes de la Navidad y que, en algunos lugares, se extiende por varios meses.

Esta celebración campesina coincide con el tiempo de cosechas de algunos productos y en ella participan todos los miembros de las comunidades en caminatas festivas que recorren todos los hogares de una zona y trasladan la imagen de un pequeño Niño Jesús, que es también símbolo del año que nace.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala