Actualizado hace: 15 minutos
La muerte viaja sobre ruedas
La muerte viaja sobre ruedas
Por: Libertad Regalado
lire2653@gmail.com

Jueves 30 Diciembre 2010 | 00:00

Con la venia de los dirigentes del transporte, la ceguera comprada de la Policía de Tránsito, la ambición de los choferes, las vías aún con problemas en varios sectores, más la ansiedad y la premura por viajar de los pasajeros, se configura el escenario ideal donde los accidentes de tránsito cobran vidas humanas; y que, según las estadísticas, es una de las causas más altas de muerte en el Ecuador.

Los choferes por su avidez irrespetan la vida de las personas; hemos sido testigos en las carreteras de la competencia entre las cooperativas por ganar pasajeros; para ellos no existen los límites de velocidad, pareciera que los señores choferes de algunas de las empresas en vez de licencia para manejar, adquieren licencia para matar.
Personal uniformado que está sólo de adorno, esperando la coima, que es la que manda en cada control de tránsito. La ley no se aplica y de hacerlo es sólo con quienes no tienen dinero con qué pagar “la supuesta infracción”, digo supuesta porque estoy segura que a muchos de ustedes les habrá pasado que cuando les para la policía y les pide los documentos y usted tiene todo en regla, comienzan a revisar el parabrisas, los focos, las llantas, le piden los triángulos, el extintor, el botiquín, y cuando se dan cuenta que usted lo tiene todo le preguntan si su abuelita manejaba, etc. Para por cansancio dejarlo seguir. Ojalá esto lo hicieran con los carros de pasajeros, con seguridad se evitarían estos accidentes, que lo único que dejan es esa secuela de dolor, impotencia y rabia.
Pero no sólo ellos son los culpables, estamos los usuarios, que por viajar somos capaces de ir colgados, sobre las llantas, en el pasillo, apelmazados; no tenemos el menor reparo, lo que deseamos es llegar a nuestro destino. Si nos quisiéramos un poquito, no permitiríamos que los choferes, haciendo gala de su codicia, amontonen como ganado gente en los carros. Sabemos que de las terminales salen con los pasajeros que les es permitido, pero en las afueras de las ciudades van recogiendo personas hasta más no poder. Lo lógico sería denunciarlos, pero... ¿a quién?
Lástima que tengamos que esperar que ocurra algo grave  para que reaccionen las autoridades, ojalá que esas reformas a la Ley de Tránsito logren parar los accidentes. Urge más control en las carreteras y aplicar la ley con todo su rigor, para que tragedias como la ocurrida en La Crespa no vuelvan a pasar. Que el dolor de quienes perdieron a sus seres queridos sirva de escarmiento a los señores de la clase del volante.<

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: