Actualizado hace: 6 minutos
Invierno
Aguas servidas se rebosan

Las lluvias siguen haciendo de las suyas. A más del deterioro de las calles y el difícil acceso por el lodo, ahora se suman los problemas de rebose de aguas servidas en varios sectores de la ciudad.

Jueves 30 Diciembre 2010 | 00:00

San Alejo es uno de ellos. En la calle Eloy Alfaro las aguas putrefactas se mezclan con el lodo, lo que provoca el aumento de la insalubridad y por ende el riesgo de que los moradores contraigan enfermedades como el dengue, leptospirosis, gastrointestinales, diarreicas, entre otras, que están de moda por esta época lluviosa.
A unas cuadras del lugar se podía percibir el mal olor del agua que ocupa gran parte de la calle, por donde la gente debe caminar, pues según la habitante Cecilia Holguín el problema viene desde hace ocho días y a pesar de que han solicitado ayuda a las autoridades municipales no les llega.
Otro sector que esta en igual situación es la ciudadela Municipal, donde los olores son insoportable como se pudo constatar y como lo denuncian  moradores como Trinidad Baque, quien comentó que ya no soporta vivir en esa situación que se repite cada año debido al mal estado del sistema sanitario.
En el lugar se encontraba el jefe de la Sala Situacional de Manabí, Ricardo Cabrera, quien manifestó que andaba inspeccionando a fin de coordinar acciones con el municipio para que se solucione el problema.
Sin embargo, Baque no cree que se pueda lograr tan fácil.

 EDUCACIÓN.  Por otra parte hay más escuelas que se siguen sumando a las afectadas por las lluvias. Ayer, por ejemplo, la escuela Natividad Robles de Picoazá amaneció con el patio lleno de agua. Los maestros colocaron ladrillos para que los niños entren a las aulas. Pero lo peor es que hay un aula apuntalada con unos palos para evitar que se caiga y tras eso le entra agua por doquier. “Que esperan las autoridades, acaso que hayan muertos”, dijo la maestra Narcisa Valarezo.

 desinterés. Ante los sucesos que se están dando el alcalde Humberto Guillem, se mostró preocupado por cuanto los directivos de las instituciones públicas que conforman el Comité de Operaciones Emergentes, COE, no han designado a sus delegados para integrar las mesas de trabajo para elaborar el plan de contingencia cantonal.
El pasado 7 de diciembre se realizó una segunda reunión pero al igual que en la primera reunión, la asistencia fue mínima.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala