Actualizado hace: 2 horas 4 minutos
EDITORIAL
Otra vez la intimidación

En operativo digno de un mejor objetivo comunitario, personal del gobierno, excusándose en una deuda que los principales de la revista Vanguardia tenían con el Fideicomiso AGD – CFN No más impunidad - bajo cuya custodia está el edificio donde el medio de comunicación tiene su sede -, violentaron las oficinas de la revista, requisaron varias computadoras y obligaron al personal presente a mostrar sus pertenencias, según denuncia pública de los ofendidos.

Martes 21 Diciembre 2010 | 00:00

La acción sorpresiva encontró a los periodistas en plena labor de edición de sus informaciones, por lo que estos se vieron obligados, abruptamente, a cerrar sus archivos, desconectar sus terminales y limitarse a observar cómo les eran arrebatados los CPUs por los agentes confiscadores que se llevaron todo el equipo.
El proceso, considerado en alguna forma violento por la manera como se desarrolló, contó con la presencia armada de efectivos de élite del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), para respaldar la acción incursionadora.
Esta intervención ha despertado las más amplias críticas de la comunidad ecuatoriana defensora de las libertades generales, pues procedimientos como el narrado evidencian la clara intención de obstaculizar el libre trabajo de un medio de comunicación crítico a la política oficial.
Y hallaron en la mencionada deuda  por arriendo – aproximadamente 14 mil dólares -  el pretexto para lograr el comiso de los discos duros guardan las investigaciones de los periodistas.
Condenamos la violación de las oficinas de Vanguardia y el intento de amedrentamiento a la libertad de prensa, a la vez que presentamos nuestra solidaridad institucional demandando a las autoridades la devolución del material requisado a la brevedad del caso.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala