Actualizado hace: 11 minutos
ROCAFUERTE
Aparecen en un barranco y con señas de tortura

Los cuerpos se encontraban en el fondo de un barranco. Dos niños que a las 08h00 caminaban por ahí divisaron los cadáveres en estado de descomposición.

Sábado 18 Diciembre 2010 | 00:00

Ocurrió ayer en el sitio La Papaya en Medio, ubicado a dos kilómetros de la vía Rocafuerte-Tosagua.
Una pertinaz lluvia caía por el sector. El ingreso era difícil, pues el lodo hacía que los zapatos se pegaran contra el suelo y que los carros patinaran.
Todos querían ingresar para ver los cadáveres, tanto así, que caminaron cerca de 40 minutos para llegar al lugar donde fueron encontrados.
La Policía llegó y confirmó que se trataba de Cristhian Vásquez Saltos y de Walter Vélez Solórzano.
Los cuerpos estaban boca abajo, semidesnudos.
Sus cabezas estaban cubiertas con la misma camisa que usaban.
Ambos tenían huellas de tortura.
Los lugareños comentaban que los cuerpos fueron abandonados el martes por la noche, pero nadie sabe cómo llegaron hasta ese sitio.
Poco a poco los familiares de las víctimas llegaron al lugar.
Uno de ellos fue el papá de Cristhian, Pablo Vásquez.
Él comentó que se enteró de la muerte de su hijo porque un familiar, quien vive en Guayaquil, lo llamó para decirle que en la Policía de esa ciudad habían reportado que dos personas estaban muertas en el sitio La Papaya de Rocafuerte.
Y así fue. Llegó y vio a su hijo muerto.
"Ahora lo que quiero es darle cristiana sepultura, después daré declaraciones y denunciaré el caso. Tenemos sospechas de quién pudo ser, pero todo a su debido tiempo", pronunció. En ese momento sus ojos se tornaron brillosos y una lágrima se confundió con las gotas de lluvia que caían en su cara.

 lo saca del ba-rranco. Después de 20 minutos llegaron más uniformados.
El fiscal no pudo ingresar.
Lanzaron una lona y un cabo y, en el primer intento para sacarlos, un pedazo de piel se desprendió de uno de los cuerpos.
En el segundo intento pusieron primero el cadáver de Crishian para subirlo.
La lluvia no cesaba.
Las personas no soportaron el olor y muchas se marcharon del lugar.
Cuando ya estaba todo listo, cerca de 20 personas halaron un cabo y subieron el primer cuerpo.
La cara de Cristhian estaba destrozada, como que si le hubiesen golpeado hasta matarlo.
Fue embarcado en una camioneta hasta que el segundo cuerpo fuera rescatado.
Walter o "mijito", como lo conocían sus amigos, tenía un hueco en la cabeza, aparentemente una bala le había atravezado el cráneo.
También fue subido en la camioneta y juntos llevados hasta el carretero principal y posteriormente hasta la morgue del cementerio general de Portoviejo.

 desconocen los motivos. El motivo de este doble asesinato es desconocido por ambas familias.
"Mijito" era vendedor de verduras en el mercado.
Según comentaron varias de las personas que llegaron al lugar, Cristhian había tenido problemas con un Policía en un baile en Pechiche de Riochico.
Esta versión tiene que ser investigada por la Policía.
Los familiares de ambos fallecidos aún no han denunciado el caso en la Policía ni en la Fiscalía. <

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala