Actualizado hace: 7 horas 33 minutos
Pavos nacionales
Pavos nacionales
Por: Alfredo Saltos Guale

Sábado 18 Diciembre 2010 | 00:00

Para culminar el presente año, nos preparamos a disfrutar del ambiente festivo que caracteriza sus últimos días, proclives al desborde de sentimientos familiares, de análisis de lo acontecido, de planes para el inmediato futuro.

Parte fundamental de las celebraciones lo constituye la tradicional cena navideña, en la que el centro gastronómico será la degustación de carne de pavo. No somos los únicos que gozamos de esta delicia, también los americanos lo hacen, su fecha propicia es el Día de Acción de Gracias, que coincide con el cuarto jueves del mes de noviembre, siguiendo la tradición el Presidente Obama indultó dos robustos ejemplares, de 20 kilos cada uno, a los que denominó Manzana y Sidra.
Ahora, la casi totalidad de esta maravillosa ave proviene  de planteles nacionales, empresas ecuatorianas que han logrado desarrollar  adecuadas tecnologías, con altas inversiones,  desplazando a las importaciones peruanas y de Estados Unidos. El nivel productivo alcanzará ocho mil toneladas, equivalentes a 800 mil pavos, el 80% se consumirá durante el mes de diciembre. El peso promedio de cada unidad  es 22 libras, suficiente para alimentar en una reunión a 20 personas, con lo cual deducimos que si hubiese una equitativa distribución de ese alimento, todos los ecuatorianos podríamos tener una suculenta comida de término de año, con carne de pavo como núcleo del banquete.
En el 2009 las importaciones fueron de 893.169 kilos de carne de pavo, mientras que en lo que va del 2010 el ingreso ha sido apenas de 249.054 kilos, esquema configurado gracias a la efectiva lucha del gremio CONAVE, que obtuvo del gobierno fijar un cupo de protección de 300 mil kilos, cerrando el acceso a la competencia foránea, con aranceles preferentes para sus insumos importados.
Tendremos la oportunidad de saborear ricos bocados de la cotizada gallinácea, ahora procedente de criaderos nacionales, la gran mayoría desarrolladas por nuestras industrias, con gran calidad y con la característica doble pechuga, entre otras bondades, que no envidian al pavo americano. Pronto seremos autosuficientes y generaremos excedentes exportables.
Recalcamos con entusiasmo el encadenamiento productivo avícola, en que todos los actores involucrados, secundados por el gobierno nacional, alcanzaron articular actividades, cuya meta ha sido reducir, casi eliminar, las adquisiciones extranjeras de carne de pavo, en beneficio de una fluida comercialización, el resultado  será el bienestar de todos los eslabones, incluidos los agricultores, proveedores de la materia prima para la crianza de aves. <

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: