DESTACADAS
Tony Touma Álvarez

Los antivalores de la familia

Lunes 04 Diciembre 2006 | 17:46

Casi sin proponérselo, la familia suele ser el resguardo de los fracasados, de los malos estudiantes, de los empleados ineptos, de los maleantes, de los embusteros, de los corruptos... Cuando el grupo familiar tolera estas conductas sin hacer reproches, o con las mínimas críticas, tal situación sirve para razonar sobre el fenómeno de la tolerancia excesiva en el ambiente familiar.

Cuando la familia de un contrabandista progresa alrededor de los miembros que se dedican a este oficio, casi nadie puede recriminarles que no se justifiquen diciendo que “así lo hacen los de arriba”. Del mismo modo, la familia del peculador se siente obligada a respaldar en silencio a uno de sus miembros delincuentes para que se mantenga la ficción de unidad familiar, o para que los “beneficios” del transgresor se viertan en el patrimonio económico de sus parientes. Es dramático saber que ahora nadie recibe, como antes, una censura familiar por la incompetencia laboral, y ésta se acepta de manera silenciosa como si fuese un asunto sin importancia en la vida diaria. Dicha actitud interna se refleja después negativamente en la vida diaria. Es en la familia donde aprendemos el valor del trabajo; como hoy casi todas las parejas trabajan, los hijos escuchan todo el tiempo las quejas, los reclamos, las injusticias que se cometen contra los padres, reciben el ejemplo de que el trabajo es una fuente de problemas, angustias y estrés, casi nunca de agrado o de satisfacción. Esto es lo que le transmiten los padres a los hijos sobre el valor del trabajo. La incoherencia propia conduce entonces a la indiferencia por lo ético en los demás. Vale decir, yo no doy las batallas por herencia personal y por lo tanto no se la pido a nadie. Esto conduce a seguir un clima permisivo frente a las grandes y pequeñas corrupciones; frases como “consiga la planta mijo, consígala honradamente; y si no la puede conseguir honrradamente, consiga la plata mijo” han sido entendidas por el imaginario colectivo como una forma de permisividad. Y, en definitiva, el ambiente familiar es el que más puede lograr la reconstrucción del tejido moral de un país. El ejemplo personal es la “correa de transmisión” de valores positivos pues hace evidente la coherencia. Con el beneficio cómplice de las transgresiones, los antivalores se instauran en la familia y se despliegan de una y otra manera hacia el trabajo, en lo social, económico y de ese árbol social crecen torcidas las ramas del aparato del Estado.

+ NOTICIAS

Con el corazón en yambo y en la plaza

Wilmer Limongi M. | 04:00 Era miércoles 19 de marzo del 2014, una soleada mañana en Quito, los rockeros extasiados del tremendo recital que brindó Metallica en el bicentenario, había una misión que cumplir. Caminé desde la 6 de Diciembre y Patria hasta el centro histórico, vagué por la capital, al lado del teatro de la calle, choros, vendedores, sabidos, prostitutas, etc. La misión era encontrarme con los Restrepo en sus protestas de los miércoles frente a la Casa de Gobierno exigiendo verdad y justicia, su eslogan de vida y solidarizarme con ellos. Pero no los encontré. Dijeron Pedro ya no viene. Era mediodía, hora de regresar a Portoviejo.

¡Unesum, símbolo de progreso!

Jorge Albán Delgado | 04:00 Es muy notorio ver cómo avanza la Unesum en su plan de fortalecimiento institucional académico, llevado por quienes actualmente tienen la dirección de la universidad.

De mujer a mujer

Libertad Regalado E. | 04:00 Celebraciones y celebraciones, todos los días están dedicados a algo en particular.

Los cuidadores de carros

Editorial El Diario | 04:00 En los últimos meses ha sido motivo de información los “cuidadores de carros”, hombres y mujeres, que vigilan los vehículos que quedan estacionados en las calles de las ciudades.

Los accidentes y las volquetas

Alfonso Delgado | 04:00 Por trabajos de rehabilitación de calles y carreteras, el sector norte de nuestra provincia ha venido teniendo en los últimos meses un inusual movimiento vehicular de volquetas, con el objeto de transportar material pétreo. Ese movimiento vehicular tiene como paso obligado el malecón de San Vicente, con sus respectivos accesos norte y sur, causando congestionamiento en esa principal calle, en donde precisamente se realizan trabajos de regeneración urbana.

¿Vendrá el Sr. Presidente?...

José Cedeño párraga | 04:00 Siempre será bienvenida la visita del Sr. Presidente Rafael Correa Delgado, a la ciudad de Portoviejo.

El COIP y la nueva teoría del delito (III)

Freddy Cornejo Farías | 04:00 Resulta imprescindible y urgente, en aras de no vulnerar el derecho constitucional a la seguridad jurídica (Art. 82), que el COIP sea aplicado desde la nueva teoría del delito o de Imputación Objetiva; están obligados los operadores a hacer efectivo el proyecto de justicia implantado por el gobierno de la revolución ciudadana.

El riesgo de quedar sordo

Editorial El Diario | 04:00 Más de mil cien millones de jóvenes en el mundo están en riesgo de sufrir pérdidas de audición a causa de prácticas inseguras de escucha, como usar dispositivos electrónicos y auriculares reiteradamente, según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De la soberbia a la verdad y viceversa

Diemen Delgado García | 04:00 E l hombre es un animal simbólico, lo que significa que toda realidad objetiva, exterior, pasa necesariamente por el prisma de su realidad interior, de su objetividad, que, por así decir, la “digiere” haciéndola para él significativa.