Martes 16 Septiembre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 4 minutos
Tony Touma Álvarez

Los antivalores de la familia

Lunes 04 Diciembre 2006 | 17:46

Casi sin proponérselo, la familia suele ser el resguardo de los fracasados, de los malos estudiantes, de los empleados ineptos, de los maleantes, de los embusteros, de los corruptos... Cuando el grupo familiar tolera estas conductas sin hacer reproches, o con las mínimas críticas, tal situación sirve para razonar sobre el fenómeno de la tolerancia excesiva en el ambiente familiar.

Cuando la familia de un contrabandista progresa alrededor de los miembros que se dedican a este oficio, casi nadie puede recriminarles que no se justifiquen diciendo que “así lo hacen los de arriba”. Del mismo modo, la familia del peculador se siente obligada a respaldar en silencio a uno de sus miembros delincuentes para que se mantenga la ficción de unidad familiar, o para que los “beneficios” del transgresor se viertan en el patrimonio económico de sus parientes. Es dramático saber que ahora nadie recibe, como antes, una censura familiar por la incompetencia laboral, y ésta se acepta de manera silenciosa como si fuese un asunto sin importancia en la vida diaria. Dicha actitud interna se refleja después negativamente en la vida diaria. Es en la familia donde aprendemos el valor del trabajo; como hoy casi todas las parejas trabajan, los hijos escuchan todo el tiempo las quejas, los reclamos, las injusticias que se cometen contra los padres, reciben el ejemplo de que el trabajo es una fuente de problemas, angustias y estrés, casi nunca de agrado o de satisfacción. Esto es lo que le transmiten los padres a los hijos sobre el valor del trabajo. La incoherencia propia conduce entonces a la indiferencia por lo ético en los demás. Vale decir, yo no doy las batallas por herencia personal y por lo tanto no se la pido a nadie. Esto conduce a seguir un clima permisivo frente a las grandes y pequeñas corrupciones; frases como “consiga la planta mijo, consígala honradamente; y si no la puede conseguir honrradamente, consiga la plata mijo” han sido entendidas por el imaginario colectivo como una forma de permisividad. Y, en definitiva, el ambiente familiar es el que más puede lograr la reconstrucción del tejido moral de un país. El ejemplo personal es la “correa de transmisión” de valores positivos pues hace evidente la coherencia. Con el beneficio cómplice de las transgresiones, los antivalores se instauran en la familia y se despliegan de una y otra manera hacia el trabajo, en lo social, económico y de ese árbol social crecen torcidas las ramas del aparato del Estado.

+ NOTICIAS

Portoviejo

Edwin Delgado | 04:00 E n el 2008 se pedía que la sede de la Asamblea Nacional en Montecristi. Se demandaba vientos de cambios.

Las bandas de paz

EDITORIAL EL DIARIO | 04:00 A sí se ha dado por llamar ahora a las que hasta hace poco se denominaba bandas marciales y no hace mucho se las conocía como bandas de guerra; la disposición oficial es que en adelante se las llame bandas de paz, entendiéndose que será para estar a tono con el espíritu que debe primar en la sociedad ecuatoriana.

Prefecto autonomista

Carlos Intriago Macías | 04:00 L a autonomía no hace más o menos felices a las personas, las hace autónomas. Es axiomático, la autonomía no consiste en tener un buen amo, sino en no tenerlo. La autonomía no es un privilegio es un hábito que ha de adquirirse. Friedrich Nietzsche (1844-1900), dijo: A veces la gente no quiere escuchar la verdad porque no quiere que sus ilusiones se vean destruidas. A propósito, debo reiterarle al prefecto de Manabí que hay que tomar decisiones y asumir que el destino de Manabí es la autonomía.

Por sus nombres los conoceréis!!

Ignacio Navia Moreira | 04:00 P osesionados los nuevos dignatarios municipales, sus primeras acciones la ciudadanía comienza a comentar. Dicen que arrancan confundiendo más burocracia por meritocracia, término que finalmente solo a oferta de campaña se limitase; que los llamados “mejores”, amén de las respetables excepciones, compromisos políticos son. Que aunque sobrados méritos tienen en éste partido, la experiencia, el liderazgo, la capacidad y la preparación quedaran otra vez banqueados.

Más cámaras para la seguridad

EDITORIAL | 07:00 La Municipalidad de Portoviejo ha anunciado su intención de ubicar más cámaras de vigilancia en varios lugares de la capital manabita -y de algunas de sus parroquias rurales- con el objetivo de incrementar la vigilancia en el territorio cantonal.

En Buenos Aires…

| 04:00 En Buenos Aires, Argentina, escribo esta nota recogiendo lo que considero es mi obligación transmitir a los lectores de este espacio semanal: En los días que llegué subieron la tarifa de los taxis y los sueldos en obvio beneficio de taxistas y trabajadores; pero también subió la nafta, y la inflación llegó a un 40% se comenta, especialmente a nivel de los primeros con quienes dialogué durante las tantas veces que ocupé sus servicios, y aseguro que ninguno dio un concepto favorable al actual orden de cosas que dirigen los “K” de la presidenta Cristina, de quien estos locuaces bonaerenses pidieron que ni la mencione, porque electoralmente de ella se “liberarán” el próximo año; peor si declaró que la utilidad de sus bienes aumentaron en un 15% y superó los 50 millones de pesos su fortuna personal.

Mejor atención a jubilados

Marcos Terán MesÍas. | 04:00 Qué pena que a los jubilados siempre reclamen justicia y respeto a su ancianidad y honor por culpa de los malos gobiernos que se roban la plata, meten pipones ministros, malos consejos directivos y administran mal los fondos de los afiliados. Toda la vida no puede durar la injusticia.

La guerra del agua (I)

| 04:00 Este tema me fue inspirado por Nieves Solórzano (Coordinadora Zonal 4 de la Defensoría del Pueblo). Al final, os contaré por qué.

NUEVAS REGLAS DE JUEGO

Edison Cevallos Moreira | 04:00 Los efectos que dejó el resultado del último proceso electoral en la designación de autoridades regionales y seccionales, diera la impresión que aún a la fecha no son totalmente digeridos por las élites del partido gobernante; y las secuelas de este chuchaqui siguen y están vivitas y con la crisis que agobia al propio gobierno, muchos de los sueños y proyectos de los electos pueden quedar solo en ofrecimientos.