Actualizado hace: 33 minutos
Ma. Soledad Vela Cheroni
Ganamos todos…

Llevamos más de 25 años de una democracia decadente y a pesar de ello, luego de cada proceso electoral siento que ganamos todos/as. Este domingo 26 no fue la excepción, Ecuador y sus ciudadanos hemos ganado una vez más.

Sábado 02 Diciembre 2006 | 21:14

Un hecho que causa satisfacción es comprobar que el voto nulo o blanco no fue alto. Los ecuatorianos y las ecuatorianas escogimos una opción, dimos nuestro voto positivo para que uno de los dos finalistas rija el futuro del Ecuador. Ganó Correa, aún así quienes votaron por Noboa ganaron, pues participaron en democracia. El voto es el poder soberano de la ciudadanía, nuestra voz. A través de él, entregamos nuestro mandato al nuevo presidente. La mayoría votó por Rafael Correa, por su propuesta. Ahora será el presidente de los/as ecuatorianos/as, con la campaña quedaron atrás las mayorías y las minorías y queda frente a nosotros/as el Proyecto País. Desde enero estaremos vigilantes para que nuestro mandatario cumpla. Triunfó el cambio, avanzamos en la historia. El Ecuador inició el siglo XIX con el Primer Grito de la Independencia y sus posteriores consecuencias; el siglo XX con las reformas liberales y la luz de Eloy Alfaro. Ahora entramos al siglo XXI con la posibilidad de la Revolución Ciudadana. Tenemos una oportunidad en nuestras manos, no podemos desaprovecharla. Seremos los veedores para que nos sean devueltas las esperanzas. Un puntal de la propuesta del presidente electo fue la Asamblea Nacional. Elegimos entonces esa opción, le entregamos el mandato de que viabilice la misma. Pero incluso esta posibilidad no podrá darse si los ecuatorianos/as no lo pedimos en una Consulta Popular a la que nos convocarán. Solo lograremos los cambios si la mayoría del país así lo quiere. "Volver a tener Patria" fue una idea que ya caminó por nuestro país de la mano de un grupo de poetas e intelectuales liderados por Benjamín Carrión en los años 40, luego de la firma del Protocolo de Río de Janeiro. Esto nos demuestra que puede ser que perdamos momentáneamente la autoestima, los referentes y los valores, pero siempre hay la esperanza de recuperarlos. Mantengamos la llama de los ideales encendidos y la responsabilidad cívica ante todo. Al país lo sacaremos adelante desde los grandes y pequeños espacios en los que nos desenvolvemos. Comparto con Graciela Moreno, amiga luchadora, la afición a aquella frase de Correa que reza: "ya nos han robado tanto, no permitamos que nos roben la esperanza". Aquí estamos, con la esperanza intacta, con fe en nuestra Patria.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala