Actualizado hace: 1 hora 10 minutos
A tres años de gobierno
A tres años de gobierno
Por: Edison Cevallos
abogadocevallos@yahoo.com

Domingo 18 Julio 2010 | 00:00

El reclamo altivo que realizó la ciudadanía de Portoviejo, en una marcha cívica que sintetizó la insatisfacción de la población frente al mecanismo de distribuir las rentas a todas las ciudades y provincias, donde se ha evidenciado que la capital provincial recibe un trato discriminatorio en la proporción destinada de sus recursos, identificó a la población y ubicó a una burocracia temerosa de perder sus privilegios.


Pero se esperaba después de la visita del Presidente a la provincia, donde constató in sito que la caudalosa inversión en obra pública realizada en la provincia, en gran medida ha servido para evidenciar una burocracia corrupta y pasiva, vinculada íntimamente con empresas y contratistas consuetudinariamente incumplidas, constataciones  que  generó en el mandatario  inocultables rabietas y contrariedades,  que iban a caer cabezas y hacerse público severas sanciones.
No resultó así, fue Portoviejo, los fieros habitantes que expresaron su reclamo  ante tanta descarada inequidad en la distribución de los recursos públicos, al abandono de la ciudad en todos los órdenes,  el blanco de los acostumbrados ataques sabatinos y la dureza en los señalamientos, fue una vez más el pretendido justificativo a tanta impunidad, que no obstante tanta verborrea, es la tónica de este gobierno.
Los puntuales señalamientos que viene haciendo la prensa ante innúmeras  obras contratadas pero incumplidas y abandonadas, se suman a las causales de insatisfacción gubernamental y pareciera que es lo que disgusta al Presidente Correa que personaliza los recursos fiscales como propios; y riposta que no dará un centavo más a la ciudad frente a los reclamos, sin entrar a investigar o así disponerlo el porqué tanta violación a la norma contractual.
Reprochable que vengan cuatro burócratas interandinos a ocupar los sillones de mandos de entidades que han asumido la competencia de la ejecución y verificación de la obra contratada, marginando por completo a la burocracia local con papeles en la práctica  sólo de figurones y nada más, y no investiguen las causales de tanto pequeño contratista incumplido,  a quienes le entregaron el 100 por ciento del costo de la obra por concepto de anticipo con preconcebidas intenciones fáciles de advertir.
Son ya más de tres años de gobierno de la revolución ciudadana, y más allá de las publicitadas visitas de funcionarios de gobierno y organismos de control, las amenazas de exámenes y auditorias a obras mal construidas,  en abandono, o disminuidas, y no pasa nada. No hay un señalado culpable que purgue su falta.
Y esto no es culpa de los ciudadanos de Portoviejo.

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: