Actualizado hace: 6 horas 4 minutos
Orgullo
Marcha despierta civismo portovejense

Millares de banderas de Portoviejo fueron agitadas ayer en las calles de esta ciudad. Fue un espectáculo que enchinaba la piel, muestra visible del civismo de los portovejenses, representados en por lo menos 5.000 marchantes en la movilización convocada por la Universidad San Gregorio.

Miércoles 14 Julio 2010 | 21:26

Hasta el clima ayudó. Muchos supieron de la marcha y salieron bien sea para participar de ella o para verla pasar desde las veredas o los balcones, también agitando banderas. El que no salió fue el sol y la tarde estuvo fresca, propicia para caminar cerca de cuatro kilómetros a través de la urbe.
Todo empezó bordeando las 15h00. La gente comenzó a reunirse en la universidad. Sus directivos, con el rector Marcelo Farfán a la cabeza, ya estaban ahí; luego, docentes y estudiantes sumaban el grupo humano. También llegaron representantes de organizaciones sociales y hasta políticos que aclaraban, antes de que las suspicacias florecieran, que venían como ciudadanos comunes. La gente de la universidad insistía en que la marcha era cívica y no política.
Luego llegó el alcalde Humberto Guillem, con una camiseta blanca que adelante decía "Yo amo a Portoviejo" y por detrás: "qué chévere". La misma indumentaria portaba el edil Cruz Mera Vinueza.
La concejal Ana Pilay llegó acompañada de la presidenta de la UNE nacional, la portovejense Mery Zamora. Ambas portaban una camiseta que decía "Nuestro grito hace temblar al tirano". La gente de la universidad no quería estos mensajes, por eso mandaron a elaborar pancartas alusivas a valores ciudadanos.
"Portoviejo cuenta conmigo", decía la camiseta del asambleísta Leonardo Viteri; mientras, una pequeña bandera del cantón adornaba las camisetas de los ediles de PAIS, que al final llegaron, desmintiendo rumores de que no iban a participar.
Cinco para las 16h00 comenzó la marcha. A la cabeza iba el alcalde Guillem, junto con varios concejales adeptos, y no Farfán, quien se suponía lideraba esta movilización.
A la altura de El Paseo, Farfán ya encabezaba la marcha. Se le unieron Julieta Arboleda, Gabriela Molina y Patricio Roca, de PAIS. Un grupo de alumnas de la San Gregorio decidió que era mejor que su rector vaya acompañado por ellas y no por políticos, y se le unieron.
Recorrido y concentración
La marcha recorrió la antigua vía a Manta, la Av. del Ejército, se enrumbó por el puente Velasco Ibarra hasta avanzar por la Pedro Gual, la Morales y desembocó en la plaza Eloy Alfaro, donde esperaba un escenario para el discurso de Farfán e intervenciones musicales.
Inicialmente este escenario estaba previsto ser ubicado en la intersección de la Pedro Gual y la Morales, pero, según entrevió Farfán, hubo trabas desde la Gobernación para que eso no ocurriera, ya que, complementó, la gobernadora María Luisa Moreno "negó el permiso para la concentración. A pesar de contar con el permiso extendido por la Intendencia de Policía, se ha boicoteado un acto que no tiene tintes políticos", expresó el rector.

GRITOS CONTRA CORREA, EDILES PAIS SE SALEN

Ya en plena Pedro Gual, entre las calles 1 de Enero y García Moreno, arreciaron los gritos de un grupo de marchantes, entre ellos militantes de la Juventud Revolucionaria del Ecuador (JRE), que exclamaban consignas tales como "Alerta que camina el pueblo de Portoviejo luchando por la vida", "Correa oíste, con Portoviejo te jodiste" o "Gobernadora fuera".
Con estos gritos, los cinco concejales de PAIS que venían marchando desde el campus universitario, se retiraron. Salieron decepcionados, dijeron. Recordaron que se había mencionado que era una marcha por el autoestima de los portovejenses, y que se iba a controlar cualquier reacción de ofensa. "Seguimos con divisionismo", coincidieron.
Estos gritos también incomodaron a los organizadores y hubo un momento en que los que gritaban estaban adelantados, y la cabeza de la marcha, con Farfán, guardaba distancia. El ciudadano Richard Sornoza, en medio de ambos grupos, se preguntaba por qué de la división de la marcha, "todos somos unidos", decía. Mónica Quimís clamaba lo mismo.
Farfán insta unidad para "defender con altivez lo que nos corresponde"

El colofón de la marcha cívica de la Universidad San Gregorio fue la concentración masiva en la plaza Eloy Alfaro.
Ahí estaba un escenario que acogió al rector Marcelo Farfán, quien brindó un discurso previo a la fiesta que luego se armó, con la intervención de varios artistas.
En este discurso, Farfán habló de la unidad que debe primar en Portoviejo, de aquella unidad que se evidenció en la marcha.
Es que él considera que con una unidad férrea se podrá demostrar al país y a los gobernantes de turno, que Portoviejo puede "defender con altivez lo que nos corresponde".
Farfán enfatizó que hay que recuperar aquel liderazgo provincial de Portoviejo entre los cantones, como capital manabita.
También lanzó propuestas. Que se estructure un Plan Integral de Desarrollo fue una de éstas.
Considera que falta un sistema de información, basado en estadísticas, de la cual la universidad puede colaborar, expresó.
Y fue en ese sentido de colaboración universitaria que Farfán anunció que presentará 19 proyectos arquitectónicos urbanos para Portoviejo.
Uno de esos es el diseño arquitectónico del cerramiento del aeropuerto Reales Tamarindos, del cual también manifestó que hay que luchar para conseguir el equipo de radio ayuda, que hace falta.
Otro aporte urbanístico, aseveró, es la Ciudad Cultura, para la Casa de la Cultura Eloy Alfaro.
Otros puntos
Entre otras propuestas consta el rescate del río Portoviejo, y apoyar la campaña de la Universidad Técnica de Manabí (UTM) para mitigar el fuerte impacto auditivo que se genera en la ciudad.
Asimismo, anunció que se ha dialogado con la Asociación Ecuatoriana de Radiodifusión (AER) para lograr que todas las emisoras del cantón abran sus transmisiones con el himno a Portoviejo.
El Plan de Seguridad Ciudadana es otro de los puntos que Farfán recomendó consolidar, lo mismo para un Plan Maestro de Movilidad, y para el incentivo y promoción de los atractivos turísticos, ya sea la parroquia Crucita por ejemplo.
Por otro lado, como un aporte a la sociedad, sugirió una veeduría al ámbito judicial del cantón.
Reacciones

El alcalde Humberto Guillem valoró la postura de Farfán y mencionó que todo aporte y proyecto presentado por las universidades es bienvenido.
Guillem ponderó la marcha como un acto cívico que insta a la concienciación ciudadana, pues la finalidad principal es que los portovejenses asuman más su responsabilidad como ciudadanos.
De esa manera, al alcalde estuvo muy involucrado con la marcha, hasta se lo vio saltar cuando la gente que lo rodeaba gritaba "y que salte Portoviejo...".
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala