Actualizado hace: 5 horas 36 minutos
Prevención
Alarmas tecnológicas para la seguridad en viviendas

Haber sufrido un robo en su domicilio, ubicado en una ciudadela privada como es Barbasquillo, motivó a Carmen Garcés y su esposo a invertir cerca de 2 mil dólares en dotar de seguridad a su vivienda, y así precautelar la integridad de su familia.

Lunes 05 Julio 2010 | 22:01

El robo, ocurrido hace casi dos meses, se perpretó en la noche, mientras todos dormían en la planta alta de la vivienda, dijo.
“Es que a pesar de ser una ciudadela privada, aún no contamos con el cerramiento completo, lo que de alguna manera afecta nuestro buen vivir”, acotó.
A esto se suma que los guardias no recorren la ciudadela, pues sólo se quedan en la garita de ingreso al lugar, y la acción policial es nula en lugares como éste, sentenció.
La decisión fue instalar un cerco eléctrico.
Este tipo de seguridad, al igual que las alarmas, botón de pánico y circuitos cerrados con cámaras de vigilancia, tienen gran acogida en los domicilios y comercios de la ciudad.
Verónica Jácome, de la empresa World Security,  ubicada en la avenida 10, entre calles 12 y 13, señaló que debido al auge delictivo y la inoportuna reacción policial, es que ahora las personas han optado en invertir en su seguridad domiciliaria.
Entre los equipos más solicitados constan los botones de pánico, alarmas contra robo y asalto, cámaras de video, cercos eléctricos, entre otros.
Costos
Con respecto a los costos, manifestó que éstos varían, y van desde los 75 dólares (cámaras a colores) o un kit básico con central de alarma para casa o local de 149 dólares.
En los perímetros de las casas se ubican cercos eléctricos, cuyo metro, ya instalado, cuesta $ 7,50.
Sobre su forma de operar, destacó que estos equipos necesitan de energía, pero en su mayoría vienen con una batería de respaldo, que dura de cuatro a siete horas, en caso de que se vaya la electricidad.
En Manta varias empresas se dedican a dotar de este tipo de seguridades. Entre ellas constan Auespro, Sevil, Maxim Security y otras.
Jácome puntualizó que previamente se hace una inspección de las zonas de riesgo en las casas, es decir donde se ubiquen objetos de más valor que sean tentadores para el ladrón. Este servicio se complementa también con monitoreo mensual por 32 dólares y patrullaje, de ser necesario.
La mantense Cristina de Ruperti también recurrió al cerco eléctrico en su casa.
Hace seis meses invirtió 3 mil dólares, pues la policía siempre tarda en llegar en caso de emergencias, dijo.
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala