Actualizado hace: 4 horas 32 minutos
Theo Rodríguez
Servicio secreto es necesario en Ecuador

Nueva York.- El presidente Rafael Correa ha propuesto en Ecuador la creación del Servicio Secreto, como un cuerpo independiente de máxima seguridad para dar protección al primer mandatario y otras autoridades del gobierno central, como también a visitantes foráneos de suma importancia para el país, a más de otras funciones especiales de investigación avanzada.

Domingo 04 Julio 2010 | 00:00

Para expertos en materia de inteligencia y contra inteligencia internacional, la propuesta de Correa es una necesidad imperiosa que tiene Ecuador, para cuidar la seguridad nacional al nivel técnico que se mueve el mundo.
La limitada capacidad técnica que tienen los oficiales de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas en materia de seguridad e inteligencia, no los hace ideales.
En los EE.UU. –por ejemplo-  el Servicio Secreto requiere que los aspirantes hayan completado un mínimo de cuatro años de estudio en la universidad.  O sean profesionales graduados en diversas especialidades para que puedan ser considerados como posibles candidatos. Esto antes de someter a los seleccionados a un riguroso proceso de preparación y entrenamiento, en un sinnúmero de sistemas de alta tecnología, dominio en otros idiomas y también el manejo de armas especiales de cualquier calibre.
En Ecuador la necesidad de tener un Servicio Secreto se basa en hechos reales.  La ciudad de Quito está considerada como la Meca del espionaje internacional por la gran actividad que se concentra en la escuela de la CIESPAL.  Ahí los agentes extranjeros reclutan a los estudiantes de otros países de acuerdo a su ideología, creencia o fanatismo. 
El otro fue la falla o negligencia mecánica que descubrió el Servicio Secreto de EE.UU. tan pronto como aterrizó el avión presidencial de Ecuador en Nueva York, donde el presidente Jaime Roldós Aguilera iba a participar en la Asamblea General de la ONU. Los agentes consideraron que la nave pudo haber estallado en pleno vuelo y prohibieron la salida del avión, si no era reparado de inmediato.   
Poco tiempo después, en Ecuador el presidente Jaime Roldós, junto con su esposa Martha y su comitiva, murieron en un sospechoso accidente de aviación que fue muy similar al que ocurrió en Panamá, en el que también pereció el Presidente Omar Torrijos.  
Hace poco, en el gabinete de Rafael Correa una ministro murió en un confuso accidente de aviación, que pudo ser evitado si hubiera existido en Ecuador el Servicio Secreto.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala