Actualizado hace: 3 horas 17 minutos
Manabí
La temperatura baja y aparecen las enfermedades

Las enfermedades respiratorias son un mal común en esta época de verano. Virus, bacterias y hasta hongos en el ambiente multiplican el número de personas contagiadas de gripe, amigdalitis, farangitis y hasta bronquitis.

Lunes 28 Junio 2010 | 08:42



El resultado de todo esto es cientos de personas buscando atención en hospitales, centros de salud y en consultorios privados.
Un 15 por ciento más de pacientes llegan a las unidades de salud.

Cambio de clima
Las temperaturas descienden desde el mes de junio, cuando comienza el cambio de invierno a verano.
Las corrientes de aire frío pegan fuerte en las mañanas y en las noches. Las temperaturas bajan, en ocasiones, hasta los 19 grados centígrados.
Para los médicos el cambio estacionario, pasar de la temporada de lluvias al verano, provoca el incremento de las personas afectadas, especialmente por gripe común.
Ingrid Cedeño, doctora del Área de Salud de Manta, señala que el cambio de clima puede pasar desapercibido, pero se generan cientos de virus que causan especialmente la gripe común, que cuando no es tratada provoca complicaciones en la salud y contagios.
La vía de entrada de los microbios que producen estas enfermedades son la nariz y la boca. Las primeras manifestaciones son la tos y el estornudo.

Recomendaciones
Por eso al toser o estornudar se debe uno tapar la boca y nariz para no diseminar los microbios y evitar el contagio a otras personas, recomienda.
Pero no sólo las enfermedades virales se hacen presente. También hay bacterias que afectan las vías respiratorias superiores y provocan amigdalitis, farangitis y bronquitis.
Las enfermedades respiratorias pueden ser muy peligrosas si no se controlan a tiempo, ya que las bacterias pueden llegar hasta los pulmones y causar enfermedades graves como la pulmonía.
“Muchas veces al empezar algún tratamiento médico, en cuanto nos empezamos a sentir mejor, lo suspendemos. Esto no es bueno porque la enfermedad puede reproducirse nuevamente, y como nuestras defensas están bajas, la infección puede ser más grave. Por eso, siempre hay que terminar el tratamiento”, detalla Mirian Sánchez, pediatra.

Más problemas
Por la falta de salubridad e higiene en los hogares también hay muchos casos de infecciones por hongos, especialmente en la boca y lengua de los niños, donde aparecen pequeñas lesiones blanquesinas que les impiden comer y les genera mucha fiebre.
El pediatra Luis Villacís destaca que aunque hay un incremento de enfermedades respiratorias, este tipo de infecciones no supera a los problemas diarréicos y desnutrición que afectan a los niños.
Las enfermedades diarréicas están en primer lugar, y se debe comenzar a trabajar más en prevenirlas, destacó.
Estas infecciones se dan especialmente por la falta de agua segura y higiene en el hogar, explica el pediatra.
Según estadísticas internacionales, las enfermedades diarréicas son la segunda mayor causa de muerte de niños menores de 5 años en el mundo.
Expertos aconsejan no ignorar las quejas de los niños.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala