Actualizado hace: 2 horas 25 minutos
EDITORIAL
La violencia no se erradica con decretos

Largas y sangrientas luchas en el mundo fueron derribando las tiranías y los regímenes que se sustentaban en las prohibiciones y más limitaciones a la libertad.

Domingo 27 Junio 2010 | 00:00


Es que el hombre nace libre y está dispuesto a los mayores sacrificios para defender ese bien inestimable que permite el uso del derecho a escoger el camino a seguir y a sufrir las consecuencias de una equivocación.
Es cierto que para regular la vida en común rigen reglas de conducta contenidas en las leyes, las mismas que garantizan la libertad que sólo impide que sea vulnerado el derecho de otras personas a disfrutarla.
Pero es claro para todos que la simple prohibición no elimina las equivocaciones ni las contravenciones a la ley ni los delitos. Si ello fuera posible, bastaría con prohibir la violencia, el contrabando, el consumo de drogas, la venta masiva de armas, etc. para construir la paz y la felicidad de la humanidad. Más bien, la prohibición casi siempre exacerba el interés por entrar al campo de lo prohibido. Realmente, el único camino para eliminar hábitos perjudiciales como el consumo de alcohol, drogas y tabaco, los juegos de azar, la violencia familiar, entre otros, es la formación, la educación, el ejemplo de las autoridades.
El consumo de vino y cerveza, con moderación, es parte de la libertad de las personas, y el juego en casinos es una diversión que pueden permitirse quienes tienen dinero sobrante y, desde luego, sirve de atractivo para los turistas. Eliminarlos por ley solamente va a multiplicar la evasión y es probable que incida en reducir el desarrollo del turismo.
De bien poco sirven las prohibiciones en una sociedad en la que las mismas autoridades festejan semanalmente en privado, y otras cosas más que el pueblo comenta no tan en privado. Es que el mal ejemplo viene desde lo alto y es causal para que muchos justifiquen su errado proceder.
Si se pudiera esterilizar a la sociedad frente a la violencia y la corrupción por decreto, hace mucho tiempo viviríamos en un mundo mejor.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala