Actualizado hace: 49 minutos
Todo sirve en esta vida
Todo sirve en esta vida
Por: Gabriel Segovia

Sábado 26 Junio 2010 | 00:00

En este mundo todo se encuentra relacionado; y muchas de las cosas que nos parecen malas, tiempo después nos parecen útiles y necesarias. Siguiendo una doctrina religiosa se podría decir que todo lo creado por Dios es bueno.

Este es el caso de una plantita a la cual se la conoce con el nombre de “lechuguín” (Eichornia crassipes). Esta planta,  considerada a veces molesta, puede convertirse en una salvadora. ¿Cómo?  Pues, con un poco de inventiva, tecnología y paciencia.
Este vegetal ha demostrado ser de gran ayuda en el tratamiento de aguas residuales de ciudad, pues con ayuda de microorganismos autóctonos la planta logra dejar las aguas tratadas en condiciones aptas para verterlas en los cauces de ríos, pues por su alta demanda de nitrógeno toma de las aguas residuales este elemento, ayudando así a descontaminarlas, al igual que sucede con el fósforo - compuesto químico utilizado en detergentes y jabones - y con otros varios elementos disueltos en las aguas de desecho.
Pero su labor no termina allí, gracias a su tejido vegetal, al realizar una composta, esta fibra mantiene su estructura antes usada para flotar, en las cuales se alojan pequeñas cantidades de agua, haciendo del compost un sustrato muy húmedo ideal para lugares donde existen periodos largos de sequía, puesto que ayuda a mantener húmedas las raíces de los cultivos.
Además, el lechuguín es una planta que el ganado la puede consumir. En zonas ganaderas de Cayambe, las vacas lo consumen sin que se registre ninguna enfermedad o problema causado por el vegetal.
También ayuda a los piscicultores a dar refugio a los alevines entre sus raíces y evita que las aves consuman los peces durante el período de crianza. Se debe tener en cuenta que es necesario mantener un nivel aceptable de cobertura en las aguas, retirando las plantas cada cierto tiempo para evitar su putrefacción dentro de las piscinas.
En la provincia de Imbabura, a orillas del lago San Pablo, en la planta de tratamiento de aguas residuales comuneros se unieron para formar una empresa de balanceados en base al lechuguín y a la lenteja de agua (lemna minors), ambas utilizadas en la descontaminación de aguas residuales, proyecto que se ha estancado por falta de inversión. Pero esto nos demuestra que con tecnología e inventiva se puede hacer de una supuesta maldición una oportunidad de trabajo y de bienestar del ecosistema.
En resumen, esta planta nos puede ayudar a mejorar el suelo, en la crianza de ganado y peces y en la descontaminación de aguas residuales.

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: