Actualizado hace: 2 horas 23 minutos
Nacionales
Baki logra que Francia comprometa apoyo "similar" al de Alemania a Yasuní-ITT

La política ecuatoriana Ivonne Baki ha conseguido que Francia se comprometa a aportar una contribución "similar" a la de Alemania a la iniciativa Yasuní-ITT, que consiste en dejar el petróleo de parte de la Amazonía bajo tierra, a cambio de una compensación económica de la comunidad internacional.

Viernes 25 Junio 2010 | 11:55

"Tenemos el apoyo de Francia" y, aunque no se ha fijado aún una cifra concreta, "lo que mencionamos es que sea similar a la cantidad que dio Alemania", explicó hoy a Efe la ex ministra ecuatoriana en alusión al encuentro que este jueves mantuvo en París con el titular galo de Exteriores, Bernard Kouchner.
Fue una reunión "muy positiva" en la que el jefe de la diplomacia le aseguró que "va a encontrar un mecanismo, una forma para precisar cuánto puede aportar Francia", añadió.
Baki recordó que, hasta ahora, Alemania es el único país que se ha comprometido con una cantidad específica de "50 millones de euros por año por un periodo de trece años".
Ahora, lo que pretende la también embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO y presidenta del Grupo de Apoyo Internacional de la Iniciativa Yasuní-ITT es que las autoridades francesas sean las siguientes en dar a conocer su contribución.
Francia es un país, dijo, que "da mucha importancia al cambio climático y al calentamiento global" y esta iniciativa, que calificó de "única en el mundo", le interesa "muchísimo".
Además de Alemania y Francia, "estamos pidiendo a todos los países" y ya "tenemos apoyo, sin compromisos todavía", de España, Bélgica o Italia, así como de organismos como la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y los parlamentos latinoamericanos.
El objetivo que persigue Baki es que también aporten su grano de arena representantes de la sociedad civil y del sector privado.
El Parque Nacional Yasuní está considerado una de las reservas ecológicas más importantes del mundo por su biodiversidad y la riqueza de su flora y fauna.
Además, el Yasuní, que se extiende sobre 950.000 hectáreas de selva en la frontera con Perú, abriga a dos de los últimos pueblos aislados del planeta: los Tagaeri y los Taromenane.
El proyecto Yasuní-Ishpingo Tambococha Tiputini (ITT), que promueve el Gobierno de Ecuador, prevé dejar en tierra una parte del petróleo del parque natural, a cambio de que la comunidad internacional entregue al menos la mitad de los recursos (3.500 millones de dólares) que implicaría su explotación.
El petróleo es el principal producto de exportación de este país andino que, con los ingresos por su venta, financia alrededor del 25 por ciento del Presupuesto General del Estado.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala