Actualizado hace: 29 minutos
Desesperados
Desesperados
Por: Erwin Valdiviezo
evaldiviezo@eldiario.com.ec

Martes 22 Junio 2010 | 00:00

Así se nota a las diferentes instancias del actual gobierno, donde las acciones desesperadas para varios aspectos de la realidad nacional cada vez los enredan más en una serie de decisiones, que más temprano que tarde les pasarán una dolorosa factura porque están viviendo y actuando solo para el presente y sus objetivos.

Solo a las autoridades locales se les ocurre que prohibiendo el consumo de alcohol los días domingo (o hasta más temprano los otros días) ya no habrá sicariato o violencia, cuando es conocido que esta realidad se vive por lo permisivo del estado para la llegada a nuestro suelo de “profesionales” de la delincuencia, que amparados en la “famosa” no visa y “libre circulación” pueden andar y hacer lo que quieran porque saben de lo “blandas” de nuestras leyes y de los encargados de hacer justicia.
En lo que no caen en cuenta, es que con esa medida de controlar la venta y consumo de alcohol (que debe ser necesaria pero no radical), están prácticamente liquidando a miles de ecuatorianos que dependen en sus bares, tiendas o sitios de recreación de las ventas que permiten comer y vivir a otros tantos miles que son dependientes directa o indirectamente de las actividades recreativas.
Y se nota que están desesperados porque, incluso, el Presidente Correa ya no se aguanta en su genio; y a semana seguida se “pelea” hasta con los asistentes a sus enlaces de los sábado, que le reclaman por la falta de aplicación de acciones que garanticen trabajo, estabilidad y producción y que “desnudan” de lo que son capaces, pues cortan una señal para que la gente no se entere del mal genio presidencial.
Basta ver cómo la prensa nacional ya anuncia (El Universo, lunes) que a los contratistas del Estado les piden que acepten bonos como pago a los valores atrasados, porque saben que ya no tienen dinero y que en algún rato muchas obras quedarán abandonadas; y eso traerá más protestas y paros, lo que puede desesperar más a un régimen que ha caído en esa conducta porque saben que se han “comido” toda la liquidez.
Otro signo de desesperación es la Ley de Comunicación, de la que dice el Presidente que “no le interesa” o que no es prioridad para su gobierno; pero sin embargo, quienes estamos viendo el mundial de fútbol notamos que la millonaria campaña para “desprestigiar” a los medios lo que busca es en el menor tiempo posible lograr un control efectivo del régimen en los mismos, para imponer su “visión” de lo que debe ser el Ecuador.
Pero la desesperación es mala consejera; y por allí el régimen puede comenzar a cometer errores que pueden ser terribles para un país que lo que busca es tranquilidad y apoyo al trabajo diario y al fomento productivo que debe llegar por la vía de aplicación de políticas sesudas y de largo aliento, las mismas que, naciendo de la planificación, dejen de lado el pensamiento que tenemos muchos que esta gente se desespera porque saben que van de tumbo en tumbo y eso puede “liquidarlos” en cualquier momento.

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: