Actualizado hace: 2 minutos
Generación Manabí
Qué pasa con el teatro en las universidades

Hoy en Generación Manabí se habló del teatro en las universidades, un tema muy importante para nuestra sociedad, ya que nuestra provincia cuenta con un gran valor histórico cultural.

Miércoles 16 Junio 2010 | 16:00

Los alumnos abordaron temas como la importancia del teatro en los jóvenes, y cuán importante es difundirlo en la sociedad.
En esta ocasión estuvieron invitados alumnos de la universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí y de la universidad San Gregorio de Portoviejo y como invitado especial el reconocido actor manabita Carlos Quinteros, quien con su larga trayectoria en las “tablas” nos habló un poco más acerca de este arte.
“No hay el suficiente apoyo de las autoridades para los grupos teatrales, y mucho menos para crear áreas dentro de la ciudad, las cuales nos permitan desarrollar nuestras habilidades en beneficio de la comunidad”, manifestó Quinteros.
Falta un teatro en Portoviejo

Javier Pico, panelista y estudiante de la universidad San Gregorio de Portoviejo, expresó “a los que hacemos artes escénicas nos gustaría mucho que en Portoviejo exista un teatro, ya que somos la capital manabita, y sobre todo somos una ciudad con antecedentes históricos importantes”.
“En Portoviejo se había elaborado un proyecto para crear un teatro, cosa que quedó a medias, sería bueno que las autoridades retomen esta iniciativa y le den más importancia a la cultura”, expuso Héctor Palma, estudiante y actor de la ULEAM.
Teatro en las Universidades
Según Quinteros, el teatro, al menos en la ULEAM, es una actividad que se la fomenta y distribuye en casi todas las facultades, esto con el objetivo de que los estudiantes creen es sus mentes la cultura por el arte.
Pero a los estudiantes que están vinculados con el teatro se les complica por los horarios de trabajo, estudio y ensayos, como es el caso de Carlos Echeverría, quien en las mañanas trabaja, en la tarde ensaya y en la noche tiene que ir a clases, lo que le ha traído inconvenientes en sus estudios por el choque de horarios.
“Lo único que podemos pedir es que los profesores tomen conciencia y que se pongan en nuestros zapatos, ya que cuando por motivos de ensayos llegamos tarde a clases, no es porque queramos, es porque estamos haciendo lo que nos gusta”, confesó Cindy Echeverry.
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala