Actualizado hace: 3 horas 31 minutos
Los muros de la infamia
Los muros de la infamia
Por: Vicente Mendoza Pavón

Martes 15 Junio 2010 | 00:00

Siento un profundo amor por mi ciudad; aquí nací, aquí nació mi padre y mis ancestros paternos; y si Dios no determina otro lugar, aquí he de morir.

Por eso me duele y me enfurece  que la ofendan, que la traten como objeto inservible que no merece ninguna preocupación.
Aquel pueblecillo con tintes aldeanos que sintió nuestras primeras pisadas; ese terruño encantador en el que las serenatas eran un tierno y delicado culto al amor y a la buena música; ese "rincón florido" que se matrimonió indisolublemente con las aguas alegres de su río que nos brindó diversión y sosiego, y en cuyo lomo navegaron ignotos balseros de profundas raíces campesinas trayéndonos la ofrenda de sus cosechas, atracando en los "puertos" de "puente de alambre" y San José; esa ciudad  de la cortesía, del fino trato, del respeto hacia el prójimo y de la vecindad cálida, está agonizando. Grupos de malandrines y pelafustanes asaltaron y se apoderaron de algunas de sus instituciones más representativas, convirtiéndolas en sus verdaderos feudos, feudos pestilentes, repulsivos, donde mora la desvergüenza y la superficialidad. Y, parafraseando a Carlos Julio Arosemena, bien puedo afirmar que actualmente son cloacas en las que hay que sumergirse con escafandra.
¿Cómo se han eternizando estas pécoras en aquellas instituciones? Practicando la endogamia, impidiendo que ciudadanos con elevada preparación intelectual o alto perfil profesional ingresen a ella; pero, sobre todo, cerrándole el paso a los hombres de reconocida probidad ética. Rodearse de mediocres, de seres con alma de plastilina, honor de estropajo y que en vez de columna vertebral tenga bisagras: esa es la consigna. Así, cuando llegue el tiempo de elecciones, todos estos descastados que saben, a conciencia que carecen de méritos para estar dentro de esta institución, votarán por el "líder" que los condujo hasta el lugar donde madrugan las moscas. "Los hijos de las tinieblas son más astutos que los hijos de la luz" (Jesús).
Utilizan el presupuesto institucional para desplegar una permanente campaña de difusión mentirosa que tiene dos objetivos principales: saciar esa enfermiza vanidad publicitaria y pretender engañar a la colectividad para eternizarse en esa institución.
¿Cuáles han sido las desastrosas consecuencias de esta práctica mañosa, desvergonzada y repugnante? Han arrastrado a esas instituciones al albañal administrativo, prostituyéndolas y tornándolas ineficientes. Han impedido que se les inyecte savia vivificante, condenándolas a una superficialidad desencadenante de una lenta agonía. Y lo más pernicioso, han incidido en el anquilosamiento de toda la colectividad, lo que a su vez ha creado una comunidad escéptica, totalmente desinteresada de los problemas de su propia ciudad.
Portoviejo actual es un calco al carbón de esa mediocracia insolente que exhibe como botín el dominio sobre ciertas instituciones. ¿Hay Junta Cívica en Portoviejo?

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: