Actualizado hace: 2 horas 46 minutos
Aguaje
Olas de 5 metros causan daños en el norte esmeraldeño
Fotos tomadas de El Universo

Los aguajes fueron más fuertes de lo que se esperaba en Esmeraldas. Olas de hasta cinco metros de altura fueron reportadas por pescadores en la zona norte de la provincia y el mar golpeó con fuerza toda la zona de la costa causando destrozos en poblaciones, especialmente en Rioverde y otras del norte, mientras que en el sector sur hubo inundaciones.

Domingo 03 Enero 2010 | 16:35

Cientos de turistas que se encontraban en los balnearios del sur, especialmente Atacames, Súa, Tonchigüe y Mompiche, entraron en pánico, debido a que el mar cada vez más ingresaba a la zona de seguridad, rebasando la playa, el malecón e inundando los locales  ubicados al otro lado y que se dedican a la venta de bebidas y cebiches.
En Muisne  gran parte de esta isla de 8.000 habitantes se anegó. En algunos barrios las personas tuvieron que usar canoas para movilizarse dentro de la isla, porque el agua inundó todas las calles.
En Mompiche se evacuó a todas las personas que se encontraban en la playa, muchos viajeros sacaron sus vehículos de los balnearios debido al temor de que el aguaje aumente y en otros casos, algunos suspendieron sus vacaciones por miedo a que el fenómeno se repita.
David Granados, titular de la Secretaría de Gestión de Riesgos, se movilizó ayer a  la zona norte de Esmeraldas, donde se reportaron los mayores daños. Para hoy esa entidad ofreció entregar un balance respecto a las pérdidas.
Luis Estupiñán, alcalde de Rioverde, dijo que el mar destruyó el malecón, dañó las cercas de las casas que estaban junto a la playa, así como las discotecas y que inclusive entró hasta 200 metros en el área urbana del poblado.
El Alcalde realizó ayer un recorrido por otros poblados, pero dijo que los daños más considerables están en Rioverde, donde hasta ayer se mantenían cinco familias albergadas en la escuela 24 de Mayo.
El ex alcalde de Quinindé, Gustavo Dueñas, se encontraba en Rioverde en una casa a orillas del mar cuando empezó el aguaje. “El agua y la palizada entraron a la casa, tuvimos que evacuar, nunca he visto algo semejante en mi vida, vimos cómo el mar arrancaba varias palmeras de coco que estaban en la orilla de la playa y se las llevaba, enseguida nos regresamos a Quinindé”.
En el cantón Eloy Alfaro, el alcalde Richard Mina intervino en las radios para llamar a la calma y advertir a los turistas y pescadores que no ingresen al mar. Dijo tener reportes de olas de hasta 5 metros de altura y anunció un recorrido por las poblaciones de Pampanal de Bolívar, La Barca, Santa Rosa, Canchimalero, El Bajito,  Olmedo, Molinita y El Rompido, pueblos que generalmente son inundados cada vez que se producen los aguajes.
En la isla de Limones dos viviendas fueron destruidas  en el barrio 30 de Octubre, mientras que 56 personas fueron evacuadas a la escuela 12 de Octubre.
En otras zonas: Aguaje
Santa Elena
En la noche del 1 de enero por el aguaje una parte del malecón de Salinas  quedó bajo la arena. Ayer, el Cabildo recogió ese material.
En Manabí
La Capitanía del Puerto de Manta informó que el nivel del mar aumentó de forma considerable, aunque no se presentaron daños.

 

Tomado del Universo

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala