Actualizado hace: 4 horas 23 minutos
Nacionales
La AGD se cierra hoy luego de 11 años

“No habrá más plazo, la AGD cerrará su trabajo el 31 de diciembre”, señaló ayer la Ministra de Finanzas, María Elsa Viteri quien comenzó con el directorio de la entidad a definir cómo se trasladarán todos los activos y pasivos que tiene en sus manos hacia la cartera de Finanzas.

Jueves 31 Diciembre 2009 | 11:40

La cita que comenzó ayer en Quito continuará esta mañana, en Guayaquil.

La ministra de Finanzas, María Elsa Viteri, indicó que el trabajo de la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD) “ha avanzado poco a poco, para que los activos de la institución sean traspasado a esa cartera de Estado” y se espera que “dentro de todas las limitaciones, el proceso se lleve con toda tranquilidad”.

A decir de la ministra Viteri, una vez que se reciba todo el  informe de la AGD se realizará una evaluación con el fin de saber exactamente qué es lo que el Ministerio recibe y actuar en base al equilibrio y la justicia.

Desde que estalló la crisis financiera, la AGD, creada en diciembre de 1998, ha tratado de ser un agente de recuperación del dinero que perdieron miles de ciudadanos en los bancos quebrados.  

Sin embargo, su actividad ha sido irregular. Según explicó la gerenta de la entidad, Katy Torres, a El Ciudadano,   “desde su creación, la AGD tuvo 17 gerentes generales, lo que muestra la inestabilidad y el manejo del poder. Lo más relevante es que después de una década   de crisis, la AGD se cierra de manera ordenada”.

Gastón Bolaños, presidente de la veeduría que sigue el proceso de cierre de  33  instituciones, explica que  “hay  dos procesos: el uno, en el que las instituciones pueden cerrar sus balances hasta hoy y pasar los activos al Banco Central y, el otro, en el que los activos que tiene la AGD  pasan a   Finanzas”. Hasta ayer, 30 de las 33 entidades tenían listas las minutas de transferencia de sus activos al Banco Central.

Mientras tanto, las deudas pendientes por recuperar que tiene Filanbanco, el mayor deudor del Estado, suman USD 604,6 millones. Ese fue el último informe que dio la Dirección Nacional de Entidades en Liquidaciones de la Superintendencia de Bancos (SB).

Ahí se detalló que USD 390,6 millones corresponden  al capital y USD 214 millones a otras cuentas como fondos disponibles, bienes en dación de pago, inversiones y otras. Los datos fueron actualizados al 30 de  junio de 2009.

Los nuevos valores de la entidad se compararon con el informe inicial que realizó Deloitte&Touche, con corte al 2 de diciembre de 1998, cuando se determinó que las deudas pendientes sumaban USD 661,5 millones.

Este documento fue utilizado por la Junta Bancaria el 26 de febrero de 2008 para determinar el hueco patrimonial del banco y  permitió  las incautaciones de los bienes de los ex accionistas Roberto y William Isaías Dassum.

Según la Superintendencia, hay una reducción en las deudas de USD 56,9 millones porque se recuperaron créditos pendientes en ese período.

Sin embargo, hace tres meses la ex liquidadora de la entidad, Soraya Bajaña,  actualizó los balances,  donde se registró una cartera pendiente de cobro por USD  1 055,5 millones, de los cuales solo USD 545,9 corresponden  a los intereses por mora por 10 años y USD 390,1 millones de capital.

 Temas pendientes en el caso Filanbanco

1.-  La lista de deudores de Filanbanco  aún no se actualiza
La lista de los deudores de Filanbanco no se publica en la Superintendencia de Bancos (SB). Los liquidadores de la entidad no han presentado cuántos deudores cancelaron sus acreencias en los últimos 10  años. Óscar Mendoza, veedor de la liquidación de los bancos cerrados, dijo la semana pasada que todavía no se puede determinar quiénes han cancelados sus deudas. “Hay mucha información que sigue pendiente y una es determinar cuántos pagarés se han devuelto”. La ex liquidadora,   Soraya Bajaña, determinó que existen 6  433 deudores entre personas naturales y jurídicas. En varias ocasiones la SB  y la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD) dispusieron que se publicara  la lista de los deudores, pero no se concretó.

2.-  El  traspaso de los bienes de la entidad al Central tiene  líos
Filanbanco será una de las entidades que tendrá problemas en liquidarse definitivamente. Hoy vence  el plazo para que 33 entidades cierren sus puertas,  pero Filanbanco puede dilatarse. Charlie Pareja, abogado de los Isaías, sostiene que hay problemas para su liquidación por  las prohibiciones de enajenar sus bienes. “En el banco ya no hay depositantes por pagar. Pero hay muchas entidades del Estado  que han prohibido traspasar los bienes y no se podrá liquidar”. Según Pareja, con esa situación no se podrán vender ni entregar a la AGD  ni al Banco Central del Ecuador. Una de las disposiciones del presidente Rafael Correa es que los bienes de los bancos en liquidación pasen automáticamente  al Central.

3.-  Los intereses de las deudas no tienen valores definidos
Desde que el banco pasó a manos del Estado, a través de la Agencia de Garantía de Depósitos, el 2 de diciembre de 1998, no se han cuantificado los intereses de los deudores. Un informe de la ex  liquidadora de la entidad señaló que los intereses por mora superaban los USD 545 millones y que deben ser cubiertos por los ex accionistas, ya que estaban a cargo de su administración. Pero los abogados de los hermanos Isaías sostienen que esos intereses deben cobrar a los deudores y no a los ex dueños. El Estado administró dos años la entidad y luego se declaró en liquidación. El informe de Deloitte&Touche determinó que existe una cartera por recuperar de USD 661 millones al 2 de diciembre de 1998,  pero no hubo  responsables.

4.-  El hueco patrimonial de Filanbanco no se determina todavía
La actualización de los balances de la entidad  solo sirve para registrar carteras y cuentas por cobrar. Pero todavía no se cuantifica el hueco patrimonial que deben responder los ex dueños del banco. Un informe de la Junta Bancaria del 26 de febrero de 2008 determinó que el hueco patrimonial era de USD 661,5 millones,  basado en el análisis de Deloitte&Touche. Aunque ese informe no hablaba de hueco patrimonial sino de créditos de riesgo en su recuperación. Los ex accionistas sostienen que el hueco no debe superar los USD 400 millones y que las empresas incautadas están valoradas en más de USD 800 millones. La AGD deberá cuantificar la pérdidas patrimonial para que sea cancelada inmediatamente.

Fuente: Confirmado.net/ Diario El Comercio/ El Ciudadano

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala