Actualizado hace: 3 horas 55 minutos
Cábalas
Las creencias y el comercio ligados para un exitoso año nuevo

Las cábalas son costumbres basadas en supersticiones, que las personas las han convertido en una tradición, las cuales todos los 31 de diciembre son utilizadas por aquellos que celebran el año nuevo en todo el mundo.

Martes 29 Diciembre 2009 | 17:32

Manabí no es la excepción, ya que las uvas, los interiores amarillos o caminar con una maleta alrededor de la manzana, son prácticas que se pueden apreciar todos los fines de años y esto sin duda tiene su repercusión en el comercio local.
Comercio
De una manera u otra este tipo de supersticiones dan cabida para que el  comercio se intensifique y algunas zonas productivas se alteren de manera positiva, como por ejemplo: los interiores amarillos; los cuales en estas fechas su producción y demanda crece, puesto que los consumidores creen que ponerse un interior de dicho color les traerá éxitos en el año venidero.
Frutas que dan suerte
Las uvas son otro de los elementos que se prestan para realizar ciertas cábalas, ya que comérselas llevando las secuencias de los últimos segundos antes de que culmine el año, augura suerte para cada mes del año, según el deseo que allá pedido para cada uno de ellos.


Esto significa que la demanda de uvas es muy grande por parte de los creyentes consumidores, como lo menciona María  Paquisha, comerciante de frutas del centro de Portoviejo, “Las uvas para estas fechas incrementa tres veces más de lo normal, por eso es bueno comercializar esta fruta en estas épocas”.
Es lo mismo que sucede con las pasas, y con las maletas que sin motivos de viaje hay quienes compran este producto exclusivamente para dar la vuelta a la manzana el 31 de diciembre antes de los 12 últimos campanazos. Quienes realizan esta cábala creen que viajaran al exterior en el año que viene.

       
Por ese todos estos tipos de creencias y supersticiones, de alguna u otra forma tienen relación con la economía, puesto que mueven a ciertos sectores de la producción, como se dijo anteriormente.
Por eso, sean cuales sean las costumbres que cada uno tengan este fin de año, lo importante es estar bien con uno mismo y recibir con alegría el año nuevo, y sobretodo creer en lo que se hace, ya que la verdadera suerte la impone uno mismo y en la seguridad con que se las realiza.
Redacción: eldiario.ec 
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala