Actualizado hace: 36 minutos
Pedernales
Bañados en su propia sangre

Hermógenes Francisco Moreira Quiroz y su hijo Carlos Alfredo Moreira Loor aparecieron abandonados en el sitio Cañaveral, una zona montañosa e impenetrable del cantón Pedernales.

Martes 29 Diciembre 2009 | 15:37


El descubrimiento de los cuerpos aconteció a las 12h40 del lunes.
Según la policía, Francisco Quiroz registraba un disparo en el pecho; mientras que su hijo tenía huellas de un tiro en la nuca. Por las evidencias encontradas todo hace presumir que los campesinos fueron disparados con una cartuchera.
De las primeras averiguaciones realizadas por los uniformados se desprende que Francisco Quiroz y su hijo habrían sido asesinados por una cabeza de ganado que había llegado al potrero de su propiedad y que ellos se resistían a entregar.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala