Actualizado hace: 8 minutos
Manta
Taxistas, entre la seguridad y el orden

La delincuencia ha obligado a varias cooperativas de taxis a adoptar medidas para estar prevenidos y que los choferes no se vean envueltos en actos ilícitos.

Lunes 14 Diciembre 2009 | 16:48

Una de ellas es ser más exigentes cuando un taxista cooperado no maneja su vehículo y desea ubicar a cualquier conductor.
Por ejemplo, en la cooperativa Jaime Chávez Gutiérrez, una persona que quiera ser chofer de un taxi debe llevar sus documentos en regla (cédula, certificado de votación, licencia, certificado de licencia, récord actualizado, hoja de vida), la carpeta es analizada por el Consejo de Administración en sesión y es ahí donde se da o no el visto bueno.
Jorge Delgado, gerente de la cooperativa, indicó que si un socio pone a un chofer en su vehículo sin pasar por lo reglamentario, es multado con cinco dólares. “Lo más lógico es aceptar personas que no tengan un pasado delictivo, así nos cuidamos nosotros y cuidamos a los pasajeros”, indicó.
La cooperativa Terminal Marítimo también aplica una multa de cinco dólares mensuales para los socios que ubiquen choferes sin una previa calificación, el monto puede aumentar si es que el socio vuelve a cometer la falta. Raúl Mera, gerente de la institución, indicó que el Consejo de Administración es el que analiza las carpetas y, cuando hay una aprobación, le dan un carné al chofer que indica que es ayudante de socio. “Como está la delincuencia ahora, es mejor prevenir”, dijo.
Otro de los documentos que solicitan en esta cooperativa es la libreta militar.

Ilícitos.
Hace un mes, tres taxis fueron retenidos porque el chofer o sus ocupantes cometieron o intentaron realizar supuestos actos delictivos.
En la Fiscalía se receptaron dos denuncias de robos a domicilios, en los que los delincuentes viajaban en taxis. Se registraron también dos denuncias por asaltos en locales comerciales en las ciudadelas La Pradera y 15 de Abril. Los antisociales viajaban en taxis.
El sábado 15 de noviembre fueron detenidos tres hombres que supuestamente iban a asesinar a alguien por encargo y que andaban en un taxi.
Wilson Mendieta, taxista, indicó que precisamente estos actos ilícitos es que quieren evitar las cooperativas de taxis. “Es verdad que en la ciudad hay taxistas malos, en todo lugar los hay, pero las personas deben entender que quienes cometen mayores ilícitos son los choferes que no son socios”, dijo.
Los taxistas agremiados recomiendan a los pasajeros que antes de subirse a cualquier taxi apunten o se graben el número del sello de las puertas traseras y, en caso de que les pase algo, dárselo a la Policía.

 Bien vestidos.
Raúl Mera añadió que el gremio de los taxistas también trabaja en inculcar cultura en los choferes.
En ello está en que la forma de vestir sea casual, evitar andar en sandalias, pantalonetas, camisetillas o gorras.
En la Terminal Marítimo, el socio que no ande presentable es multado con diez dólares.
En las cooperativas hay un Consejo de Vigilancia que se encarga de monitorear a los conductores.
Mera indicó que en el caso de ellos, que tienen su parada en las afueras del hospital del IESS, desde el próximo año confeccionarán camisas con el logo del IESS para que los pasajeros los identifiquen. “Eso ayudará a que andemos más presentables y le guardemos respeto a nuestros clientes”, dijo.
Malestar por ilegales  La mayoría de los taxistas cooperados insiste en que el taxismo ilegal les hace daño. Hay otros que aseguran que esta época de crisis todos tienen derecho a trabajar.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala