Actualizado hace: 24 minutos
Portoviejo
Alcalde desactivó el paro de Calderón y Rocafuerte

Tras una reunión entre el alcalde de Portoviejo y las fuerzas vivas de varias parroquias del cantón y de comunidades de Rocafuerte, se suspendió el paro en contra de la construcción de las lagunas de oxidación de San Plácido.

Lunes 14 Diciembre 2009 | 16:22

Pasadas las once de la mañana de ayer, el alcalde Humberto Guillem llegó a la parroquia Abdón Calderón,  ahí, junto a los concejales Ludys Valdiviezo, Patricio Roca y Mario Fidel Suárez, escuchó el pedido de los habitantes de dicha parroquia, de Alajuela, Riochico, Crucita y de la dirigencia de Resbalón, del cantón Rocafuete.
El pedido fue unánime: que se suspenda la construcción de la laguna de oxidación del alcantarillado de San Plácido.
La mencionada obra fue contratada en la anterior administración, y según la dirigencia de las comunidades que están aguas abajo del río, en cuyas cercanías se prevé la construcción de las lagunas de tratamiento, se oponen a la construcción porque ello provocará contaminación.
"La construcción de las lagunas estaba prevista en el sitio La Jigua, a escasos 26 metros del río y es a lo que nos oponemos porque ello desembocará en una terrible contaminación, indicó Antonio Macías", dirigente de la parorquia Calderón.
Pablo Párraga, dirigente comunitario del sitio Resbalón del cantón Rocafuerte, intervinó públicamente y argumentó, entre las razones para pedir que se suspenda la construcción de las lagunas, que la Constitución confiere el derecho al buen vivir, y eso significa que el ser humano tenga equilibrio con su comunidad y la naturaleza y que alcance una mejor calidad de vida.
Finalmente, el alcalde accedió al pedido y se comprometió a buscar el financiamiento para una planta compacta residual. La gestión se hará ante el Miduvi.
El documento o acta de compromiso mediante la cual se suspendió el paro la firmó el alcalde.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala