Actualizado hace: 7 horas 10 minutos
Nacionales
Estado ecuatoriano ayudará a padres de siamesas unidas por el pecho y abdomen

El Estado ecuatoriano ayudará a los padres de las siamesas que nacieron el pasado sábado en Quito, unidas por el pecho y el abdomen, pero que se encuentran en "muy buenas condiciones" de salud, informó hoy a Efe una fuente médica.

Jueves 12 Noviembre 2009 | 14:04

Humberto Navas, director de la Maternidad "Isidro Ayora", regentada por el Ministerio de Salud Pública, informó que las siamesas podrían salir del hospital privado donde nacieron en unos tres o cuatro días.
Indicó que prevén preparar una habitación especial en la Maternidad con el objetivo de que la madre de Valentina y Julieta "tenga el asesoramiento de enfermería para que aprenda mecanismos para la lactancia materna, a bañar a las niñas y a atender sus necesidades básicas".
Navas añadió que una vez que la madre vaya a su casa, se enviará un auxiliar de enfermería para su ayuda y, a través del banco de leche materna se le proporcionará el alimento en caso de que no pueda suplir las necesidades de las siamesas.
"Vamos a estar pendientes de darles todo el apoyo que se necesite hasta que llegue el momento de la cirugía para separar a las niñas", que podría realizarse en el hospital público "Baca Ortíz", de Quito, dentro de unos seis meses, indicó.
El médico explicó que requieren ese tiempo debido a que necesitan "piel para cubrir los dos abdomen y el tórax de las dos niñas y a los seis meses la piel estará más elástica. Al momento es imposible", recalcó.
Cada una de las bebés tiene sus propias extremidades, sus cuellos y cabezas están separados y, tras insistir en que las siamesas están en "muy buenas condiciones", apuntó que no comparten órganos.
No obstante, señaló, se debe tener cuidado con los corazones pues no se sabe si solo están adosados o si hay fibras entrelazadas.
Navas explicó que tienen dos estructuras hepáticas completas, pero adosadas, y poseen dos intestinos y dos aparatos renales.
"Hay cosas que nos hacen pensar que la cirugía puede ser un éxito total", comentó.
La madre de las siamesas, una ecuatoriana de 24 años, y el padre, también ecuatoriano de 19 años, vivían en Otavalo (norte de Ecuador), pero desde hace unas seis semanas se trasladaron a Quito para obtener atención médica constante al descubrirse que las gemelas que gestaron estaban unidas.
La madre, Martha, que dejó sus estudios de filosofía y no tiene trabajo, y el padre, Andrés, que trabaja en una empresa de distribución de fideos, podrían vivir en una residencia que se prevé proporcione el Ministerio de Inclusión Social cerca de las casas de salud a las que deberán acudir para los controles médicos.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala