Actualizado hace: 4 minutos
Erwin Valdiviezo S.
¡ En las calles ¡

Ese parece ser el único lugar que le queda a Manabí para reclamar por su institucionalidad y derechos, porque si pensamos en el escenario jurídico o de representación, para evitar más afectaciones, como que no llegaremos a ningún lado y más bien seguiremos perdiendo instituciones y resignándonos a ser “patio de atrás” para las decisiones nacionales.

Martes 15 Septiembre 2009 | 20:13

Es terrible ver cómo se va centralizando cada vez más al sector público en Montecristi en desmedro de la capital que es Portoviejo (tal como lo quiere la Senplades); es incomprensible que con un “decreto ejecutivo” se borre de un plumazo a un ente tan referencial del desarrollo de la región como es la CRM, que si bien es cierto amerita una investigación y fiscalización tan detallada de lo hecho en las últimas décadas, no resulta justo ni prudente que se la elimine porque con ella se va gran parte de la identidad e institucionalidad de Portoviejo y Manabí, que después tendrán que ir a “mendigar” a la Senagua en Quito por todo lo que necesitemos en materia hídrica. Tampoco es comprensible que “manabitas por los cuatro costados”, y por el sólo hecho de ser parte de la “revolución ciudadana”, hagan el coro y ejecuten todo lo que piensan o digan los “jefes”, como en el caso del cierre de las canteras, que si bien es cierto deben respetar y proteger el patrimonio histórico y cultural no es menos cierto que son base fundamental para la generación de obras, trabajo y circulante que no debe perderlo la provincia. Pero como las “decisiones están tomadas”, sólo queda al pueblo llano, y a los que tienen conciencia de la afectación que sufriremos con el “cercenamiento o desaparición” de instituciones, ir a las calles y sin miedo decir y reclamar porque no se afecte ni centralice más; y porque a quienes elegimos para que nos representen no sean más silentes o temerosos del actual régimen. Deben el prefecto, los alcaldes, los entes gremiales y el pueblo consciente hacer urgentemente un análisis de la realidad de Manabí y actuar rápido frente a lo que acontece en la provincia; donde, de seguir como van las cosas, sólo tendremos “subsecretarías y delegaciones” de membrete que se allanan fácil y rápido a los “designios” superiores, cuando lo prudente es tener “poder en las manos” para avanzar en proyectos hídricos, en vialidad, en megapuertos y aeropuertos internacionales, sin dejar de mencionar refinerías o rutas intermodales. Es hora de probar si los arriba mencionados están con Manabí o contra Manabí, porque si es lo primero ya debieran estar organizándose marchas y manifiestos y sin el temor de la represalia; pero si están en el escenario segundo, cuidado con que el pueblo los mida y en las calles también se pida “cuentas” a los que, por temor o favor, ahora están callados y calculando cómo no pelearse con el régimen y pasar de “agache” en este tiempo fundamental, para probar, una vez más, la valentía y altivez de los manabitas cuando de defender sus intereses se trata.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala