Miércoles 27 Mayo 2015 | ACTUALIZADO HACE: 4 horas 39 minutos
Fernando Naranjo-Villacís

En el día del padre

Domingo 21 Junio 2009 | 23:48

La celebración del día del padre, nos lleva hoy a una reflexión muy particular. Lo más cómodo hubiese sido escribir unos hermosos párrafos inspirativos, pero la triste realidad de nuestros días nos mueve a meditar un poco más allá del regocijo propio de este tradicional festejo.

Qué día feliz puede ser para unos niños que perdieron a su querido padre en un asalto donde fue salvajemente asesinado; o víctima de un robo, secuestro, pérdida de su empleo, etc. O, como ocurrió hace pocos días, un padre que toda su vida dio muestras de ejemplar actitud, hoy sufre la angustia por el dramático desenlace acaecido en su hogar; y cómo superar ese inmenso dolor que lo desconsuela. Ante lo expuesto, nos queda razonar muy detenidamente, en la importancia de potenciar los afectos y darle la prioridad que merecen nuestros seres queridos a muchos de los cuales tenemos abandonados o postergados por las prisas, los compromisos, las distancias. Hoy que la comunicación familiar está prácticamente anulada, pues casi nadie conversa, todos están secuestrados por la tele, el celular o las computadoras, vivimos atrapados por una tecnología agobiante, dejando de lado la alegría que produce la plática amorosa y saludable con la familia. El amor que conduce al respeto de nuestros mayores es lo que dará el sentido trascendente a nuestras vidas, porque el trato que seamos capaces de ofrecer ahora, será el que recibiremos en nuestra senectud. Recordemos que nuestro padre nos ayudó a dar los primeros pasos y esa lección perdurará por siempre, porque así como él con dedicación y amor nos ayudó con esos primeros pasos, será con esa misma actitud amorosa que lo acompañaremos en sus últimos pasos. Al padre mío no lo tengo físicamente, pero perduran las enseñanzas de don Héctor, su ejemplo, su responsabilidad, su grata personalidad, son esos recuerdos que me inspiran a celebrarlo siempre. Aprovechemos la ocasión para motivarnos a integrarnos más en familia, porque sólo el amor familiar nos dará la fortaleza para superar las contrariedades y vivir a plenitud.

+ NOTICIAS

A la universidad la salvamos nosotros

Guido Zambrano | 05:00

Objetividad periodística

Jorge Luis Bowen Loor | 04:00

Miserables jubilaciones

Víctor Muñoz | 04:00

Hay que defender la libertad a opinar

Editorial El Diario | 04:00

Vía a Manaos sin piso

Pedro Vicente Bowen | 05:00 ¡Qué buen titular para una noticia tan importante! ¡Y decepcionante para Ecuador! Corresponde a El Diario (21 de mayo del 2015). Tiene que ver con el reciente convenio firmado entre China, Brasil y Perú para la financiación y pronta ejecución del proyecto destinado a unir, vía férrea, la costa peruana del Pacífico, con la costa brasileña del Atlántico.

Cuentas olvidadas

Edison Cevallos Moreira | 04:00 A propósito de la modalidad exigible para los funcionarios del sector público de rendir cuentas de su gestión a la ciudadanía, es propicio que este a su vez, se pronuncie sobre este accionar del ente público en beneficio de la colectividad a la que se debe, y en este sentido, en áreas puntuales, sí se puede calificar de moroso al GAD local al cumplir un año de su gestión.

Priorizar la labor de inteligencia

Childerico Cevallos | 04:00 Los últimos descubrimientos de manejo ilegal de drogas en el país, especialmente en Manabí, ratifican aquella apreciación de que en esta geografía se están cocinando muchos más materiales alucinógenos, psicotrópico - o como se los llame - de aquellos que el Gobierno a través de la Policía Antinarcóticos ha decomisado hasta ahora.

La administración de la Asamblea Nacional

Editorial El Diario | 04:00 Siendo cosa juzgada la integración de la nueva administración de la Asamblea Nacional, comprobamos la ratificación de las tres funcionarias principales y el imperio del partido de gobierno en la titularidad de las diferentes comisiones internas, resultados a los que se ajusta la apreciación previa que en este espacio periodístico se hiciera previamente.

¿Se derrite el planeta?

Enrique Delgado Coppiano | 04:00 Parecería que sí. Montañas enteras, cerros y aun pequeñas elevaciones ante la presencia de lluvias, que son indispensables para el agro, se deslíen, tapan cauce de quebradas, esteros y ríos y ahí viene la tragedia; piedras, palos, desechos, ayudan a formar turbiones a los que nada detienen y en México, Colombia, Chile, Ecuador, entre los más cercanos.