Actualizado hace: 11 minutos
Menores ecuatorianas fugaron de sus casas en España

La Guardia Civil española busca desde hace varios días a dos menores ecuatorianas que presuntamente se fugaron de sus domicilios en la localidad de Almagro (Ciudad Real, centro de España ) sin dejar rastro, informaron hoy a Efe fuentes de la Subdelegación del Gobierno. Las menores, ambas de 13 años, fueron identificadas como Erica M. y Paola Elizabeth M., sin relación de parentesco entre ellas.

Miércoles 20 Mayo 2009 | 20:59

Sus padres presentaron a las 48 horas de su desaparición la correspondiente denuncia ante la Guardia Civil. Las fuentes señalaron que tras la denuncia se activó el protocolo habitual de actuación en este tipo de casos, pero la Guardia Civil no descarta que la desaparición de las dos menores fuera algo pactado entre ellas. Las chicas intentaron fugarse de sus casas la semana pasada, según señaló a Efe el alcalde de Almagro, Luis Maldonado Fernández de Tejada, que destacó que las fuerzas de seguridad las siguen buscando "con todos los medios". Maldonado expresó su deseo de que las jóvenes sean localizadas en breve, ya que todo apunta a que "se han marchado de casa voluntariamente". Las dos jóvenes, según el diario "La Tribuna" de Ciudad Real, acudieron el viernes a mediodía al colegio Paseo Viejo de La Florida "con normalidad" y poco después desaparecieron sin que nadie las viera salir del centro escolar. La madre de una de ellas, Rocío Espinosa, explicó que el colegio "avisó a la Guardia Civil y a los familiares enseguida". Las familias de ambas han recibido dos llamadas con información sobre las niñas que indicaban que las vieron el sábado a las dos de la madrugada por el recinto ferial de Almagro y por una carretera "con aspecto de cansadas y solas". La familia cree que se fueron de forma voluntaria porque, según las personas que les llamaron, "las han visto siempre solas", agregó Espinosa. Las madres de las dos niñas, Espinosa y Laura Piedad Molina, piensan que su fuga es "cosa de chicos", y se han mostrado preocupadas porque no se llevaron documentación, ni el teléfono móvil ni dinero. El alcalde de Almagro se declaró "sorprendido" porque "la población ecuatoriana que vive en Almagro es gente muy tranquila y está perfectamente integrada". "Es la primera vez que sucede algo parecido", declaró. Almagro es una localidad, situada a 15 kilómetros de Ciudad Real, habitada por cerca de 9.700 personas y con una población inmigrante de entre 400 y 450 personas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala